Estableciendo La Consciencia Correcta

Estableciendo La Consciencia Correcta por Orison Swett Marden

El mayor problema con aquellos que viven en un mundo lleno de deseos y ambiciones sin cumplir es que no mantienen la CONSCIENCIA CORRECTA.

El lamento de Job, la cosa que mas temia ha caído sobre mi, debe ser cambiado a: “la cosa de la que más consciente estaba, ha caído sobre mí”

Todo el secreto del crecimiento espiritual y desarrollo está en nuestra consciencia, pues ésta es la puerta de la vida misma. Cada experiencia, ya sea de alegría o pesar, de salud o enfermedad, de éxito o fracaso, proviene de nuestra consciencia. No hay otro modo en el que puede ser parte de nuestra vida.

No puedes tener lo que no eres consciente de tener; no puedes hacer lo que no eres consciente de hacer

En conclusión, es una ley intransmutable que, cualquier cosa que mantienes en tu mente, que crees que puedes conseguir o hacer, es la cosa que se manifestara en tu vida

La cosa que Job mantuvo en su consciencia fue la que cosa que vino sobre el. Juana de Arco salvo su pais, porque desde su niñez ella mantuvo la consciencia de que ella habia nacido para hacer exactamente eso. Esta niña pobre y sin educacion no sabia nada acerca de la gran ley mental de atraccion, pero inconscientemente trabajo con ella.

Es la consciencia de victoria la que logra la victoria en cualquier epoca y en cada industria. Despues de varios años estudiando las vidas y metodos de los hombres exitosos en cada departamento, he encontrado que aquellos que ganan de forma impresionante son grandes creyentes de ellos mismos, en su poder para tener exito en las cosas que realizan. Los grandes artistas, cientificos, inventores, exploradores, generales, empresarios, y otros, que han hecho las cosas mas grandes en su especialidad, siempre han mantenido la consciencia de victoria. El exito era la meta que constantemente visualizaban, y nunca dudaron en su conviccion de que lo lograrian.

Los hombres fallan, no por su falta de habilidad, sino porque no mantienen la consciencia de victoria, la consciencia de exito. No viven en la expectativa de ganar, en la creencia de que tendran exito en alcanzar la meta de sus ambiciones. En vez de eso viven en la expectativa de posible fracaso, en el temor a la pobreza, y obtienen lo que mantienen en su mente, en lo que habitualmente piensan. La consciencia de pobreza, llena de miedo, tacaña, angosta; la consciencia que espera pocos retornos, que espera pobreza y que no cree que obtendra algo mejor, es responsable de mas pobreza que cualquier otra cosa

Nuestra consciencia es una parte de nuestra fuerza creativa; es decir, pone a la mente en una posicion de atraer su similar, aquello que es como si mismo. Una consciencia de miseria no puede demostrar una fortuna; una consciencia de fracaso no puede demostrar el exito. Seria contra la ley misma.

Si estas inmerso en la pobreza y fracaso, no tienes a quien culpar mas que a ti mismo, porque estas trabajando contra la ley. Estas manteniendo la consciencia de pobreza, viviendo en el pensamiento de fracaso

Tal vez te estas preguntando por que no puedes crear algo que sea igual a tu ambicion y a tus deseos, cuando todo el tiempo estas llenando tu mente de desanimos, de imagenes negras oscuras y tristes, que toda tu vida esta saturada de la consciencia de fracaso

Sientes, quizas, que algo, que una fuerza invisible, algun cruel destino te lo esta impidiendo. Algo te esta reteniendo, pero no es el destino; es tu actitud mental de desanimo, la consciencia desafortunada que has mantenido por años

Mientras estabas tratando de construir en el plano material, estabas neutralizando todos tus esfuerzos al constantemente estar destruyendo en el plano mental

Has estado obedeciendo la ley negativa que destruye, en vez de la ley positiva que produce; que crea, construye, embellece, que desarrolla las cualidades de Dios y glorifica su vida

Toda la vida y sus logros, sus posibilidades, dependen de nuestra consciencia, y nosotros podemos desarrollar cualquier tipo de consciencia que queramos. El gran musico ha desarrollado una consciencia musical de la cual la mayoria de nosotros somos ignorantes, porque no estamos conscientes de este tipo de actividad. Nuestra consciencia musical no ha sido desarrollada

El matematico, el astronomo, el escritor, el fisico, el artista, el especialista en cualquier area, ha desarrollado una consciencia particular, y se da cuenta de los frutos de dicha consciencia. Manifiesta y disfruta un poder especial en proporcion a lo que ha desarrollado su consciencia especializada

Que clase de consciencia quieres desarollar? Que quieres obtener, hacer, y en que quieres convertirte? Debes tener muy claro que el primer paso hacia el desarrollo de una nueva consciencia es establecer tu proposito, tu deseo, tu meta; tener una imagen fijamente en tu mente; hacerla dominante en tus pensamientos, en tus actos, en tu vida

Asi es como el abogado exitoso al principio desarrolla una consciencia de la ley; el medico exitoso, una consciencia medica; el empresario exitoso, una consciencia de negocios. Es de la mayor importancia iniciar bien, porque cualquier consciencia que desarrolles, tu mente atraera aquello que tiene afinidad con ella, atraera el material para su construccion

El siguiente paso es establecer la conviccion de que puedes lograr cualquier cosa que deseas. Este es un tremendo paso para lograr lo que quieres, pues la conviccion es mas fuerte que la fuerza de voluntad. Es decir, puedes tener la fuerza de voluntad de hacer una cosa, pero si estas convencido que no puedes hacerla, la conviccion de tu inhabilidad prevalecera sobre tu fuerza de voluntad

Tu conviccion es tu mayor palanca de logro. Esto es lo que ha permitido a hombres y mujeres pobres escalar a altos lugares de poder a pesar de todo tipo de obstaculos, y frecuentemente, en contra de la opinion y consejo de aquellos que los conocian mejor. Ellos estaban tan totalmente conscientes de su habilidad de hacer la cosa que querian hacer, y tan convencidos que podrian, que nada podia detenerlos mas que ellos mismos

El inicio de cada logro debe estar en tu consciencia. Ese es el punto de inicio de tu plan creativo. En proporcion con la intensidad, la persistencia, la vividez, lo definitivo de la consciencia de la cosa que quieres, es como empiezas a crear

Por ejemplo, la consciencia del poder revela poder; la consciencia de supremacia es equivalente a la supremacia misma; la consciencia de confianza en uno mismo es lo que nos da la certeza que somos capaces de lograr lo que nos proponemos

De lo que somos conscientes, ya lo poseemos. Pero no podemos tomar posesion de algo de lo que no somos conscientes. Es decir, no puede ser nuestro hasta que somos conscientes de ello

Si no eres consciente de la habilidad de tener exito, no puedes tener exito. Si no estas consciente de tu propia superioridad, no puedes ser superior. Pero si mantienes en tu consciencia la imagen de maestria; si mantienes en mente el pensamiento de superioridad, estas poniendo en operacion una pequeña ley de maestria, una pequeña ley de superioridad, y comienzas a manifestar estas cosas en tu vida

Tenemos poder ilimitado, recursos sin limites, en el gran interior de nosotros, pero hasta que despertemos a una consciencia de este poder escondido, esos recursos invisibles no pueden ser utilizados

Hace algun tiempo un amigo mio vio una pequeña, delicada mujer brincar una gran barda cuando se asusto por la repentina aparicion de una vaca que ella penso que era un toro. El me dijo que la mujer le dijo no hubiera podido haber hecho bajo condiciones ordinarias. Pero penso que su vida estaba en peligro, y en su gran predicamento, por un momento se volvio consciente de su poder interior

Viendo la vaca correr hacia ella, e imaginando que era un toro furioso, no tuvo tiempo para permitir que sus dudas y miedos preguntaran si podia o no brincar la cerca. Era la unica fuente de escape a la vista, y con la consciencia despertada del poder interior latente, brinco la barda sin dificultad. Pero cuando el peligro imaginado paso, perdio la consciencia de su fuerza escondida y relapso a su condicion normal de debilidad

Hay muchos ejemplos de discapacitados, de gente que han estado paralizados por años, quienes no sentian que podian hacer nada, levantarse de sus camas cuando un incendio o algun terrible accidente hacia peligrar sus vidas, logrando hazañas maravillosas, cargando muebles pesados fuera de una casa en llamas, rescatando niños, y haciendo otras cosas que hubieran parecido milagrosas incluso si hubieran sido realizadas por hombres fuertes

Una y otra vez emergencias inusuales nos dan una consciencia fugaz de nuestra amplia reserva de poderes y realizamos cosas que nos sorprenden, pero no continuamos haciendo la demanda sobre ellos y la consciencia de que es posible para nosotros hacer cosas extraordinarias se nos escapa, y nuestros recursos permanecen sin ser tocados

Emerson dice “Cada alma es no solo la entrada, pero puede convertirse en la salida de todo lo que esta en Dios”. La consciencia de esta gran verdad es el secreto de todo poder. Es la total comprension de nuestra conexion con Omnipotencia, con Omnisciencia, con la Fuente de todo lo que hay lo que nos permite usar los vastos poderes que estan dentro de nosotros, siempre a nuestra disposicion, esperando cumplir con nuestras metas

El Creador no pone limite a nuestra provision. No hay limitaciones de cualquier cosa excepto en nuestra propia consciencia. Esa es la puerta, que, de acuerdo a su calidad, cierra o admite, el gran almacen de provision infinita

La consciencia pobre, tacaña nunca se conecta con esta provision. Es el hombre que tiene fe en su propio poder de superar cualquier demanda que la vida le haga, quien gasta sus ultimos dolares sin miedo, porque conoce la ley de provision y esta en contacto con un flujo de abundancia

Pero aquel que acapara su ultimo dolar con miedo y temblando, temeroso de dejarlo ir, a pesar que deba pasar hambre, quien siempre lleva en su mente una imagen vivida del lobo en la puerta, nunca vence la pobreza, porque nunca obtiene la consciencia de prosperidad

Una maravillosa inspiracion y valor acompaña al hombre que sigue la tendencia de su naturaleza a mirar hacia arriba, sin importar lo oscuro que se vea el panorama. Fe en el Poder que ordena todas las cosas le dice muy bien que hay un rayo de luz en la nube negra que temporalmente tapa toda la luz, y va sereno, sintiendo confianza que sus planes tendran exito, que lo que pide le sera dado

Su consciencia es la que le asegura que, no importa lo que pase, que “Dios esta en el Cielo; todo esta bien en el mundo”. Si mantienes esto en tu mente, que siempre estamos creando, siempre manifestando en nuestras vidas las condiciones que mantenemos en nuestra consciencia, no cometeras el error que millones cometen hoy, manifestando las cosas que no quieren en vez de las que quieren

Cuando nos damos cuenta que nuestro gozo, felicidad, satisfaccion, logros, poder, personalidad, todas dependen de la naturaleza de nuestra consciencia, la meta y direccion en la que se esta desarrollando, no construiremos deliberadamente una consciencia de lo opuesto de lo que estamos luchando por alcanzar

Al contrario, mantendremos constantemente en mente la consciencia de nuestra ambicion, cualquier cosa que sea, la consciencia de lo que desea nuestro corazon, los deseos de nuestra alma; mantendremos la consciencia de la verdad, la consciencia de Dios, la consciencia de la armonia, la consciencia de la opulencia, y entonces comenzaremos a vivir. Entonces la vida significara algo mas para todos nosotros de lo que significa ahora para la mayoria de nosotros: una mera lucha por la existencia

Orison Swett Marden

Ahuyentando La Prosperidad

Ahuyentando La Prosperidad por Orison Swett Marden

Una de las razones principales por las que la mayoria de la humanidad viven en la pobreza es por su actitud mental negativa, sus dudas, miedos y preocupaciones, su falta de fe atraen estas circunstancias

Las multitudes de personas nunca esperan vivir comodamente, y menos vivir entre los lujos de la vida. La mayoria espera pobreza, y no entienden que esta expectativa incrementa el poder de su iman mental para atraer escasez y limitacion, a pesar que estan tratando de escapar de ello; siempre nos estamos dirigiendo hacia nuestras expectativas y convicciones

La pobreza comienza en la mente. La mayoria de la gente pobre permanece pobre porque en su mente son indigentes. No creen que algun dia seran ricos. El destino esta contra ellos: nacieron pobres y esperan siempre ser pobres. Eso es lo que todos los pobres piensan, su conviccion fija.

Dirigete hacia los barrios mas pobres, y los encontraras siempre hablando de pobreza, quejandose de su destino, de su mala suerte, de la crueldad y la injusticia de la sociedad. Te diran como son oprimidos por las clases altas, por sus jefes codiciosos, o por condiciones que no pueden cambiar. Piensan acerca de si mismos como victimas, en vez de triunfadores.

En todos los caminos de la vida vemos a hombres y mujeres ahuyentando las cosas que quieren. La mayoria de las personas piensan las cosas que no quieren. Tratan de ir por la vida tratando de construir vidas sanas, prosperas y felices, cuando unicamente piensan cosas destructivas y negativas, siempre neutralizando el resultado de su trabajo duro

Se ocupan con preocupaciones, miedos, envidias, en pensamientos de venganza y odio, y cargan una actitud mental que conlleva a la destruccion de la salud, el crecimiento y posibilidades creativas. Siempre hay una tendencia que desanima y jala hacia abajo en sus conversaciones y pensamientos

La gente rica y exitosa piensan abundancia y la obtienen. Ellos no anticipan pobreza, ellos no esperan fracaso; ellos saben que seran prosperos y exitosos, porque han eliminado toda duda de sus mentes

Principe Viviendo Como Vagabundo

Principe Viviendo Como Vagabundo por Orison Swett Marden

Que pensarias de un principe, que es el heredero de un reino de abundancia y poder ilimitado, que vive en condicion de vagabundo, que va por la vida quejandose de lo dificil que es la vida y diciendole a todos lo pobre que es, creyendo que su padre no le dara nada, y que es mejor que de una vez conformarse a una vida llena de limitaciones hundido en la pobreza?

Obviamente dirias que esta loco, y que sus condiciones dificiles, su pobreza y limitaciones, no son reales, sino imaginarias; que ellas existen solo en su mente, que su padre esta listo para entregarle muchas cosas buenas, con todo lo que su corazon deseara, si solo abriera su mente a la verdad de que es un principe, el hijo y heredero de un gran rey

Ahora, si tu estas viviendo en la pobreza, en un entorno angosto, apretado, limitado, en el cual parece no existir esperanza, sin perspectiva de cosas mejores; si no estas obteniendo lo que quieres, aun cuando estas trabajando duro, eres tan tonto como el principe que creyendo que era pobre, vivia como un indigente en medio de las riquezas ilimitadas de su padre

Tus limitaciones estan en tu mente, asi como lo estaban las limitaciones del principe. Eres el hijo de un Padre que ha creado abundancia, riquezas sin limites, para todos sus Hijos, pero tus pensamientos de escasez, de limitacion, y de pobreza te han excluido de toda esta abundancia, y te mantienen en la pobreza

Eres La Fuente

Eres la Fuente por Sanaya Roman

 


Tranquilízate, cierra los ojos y piensa en algo que deseaste y conseguiste. Recuerda algunos
de los sentimientos experimentados antes y después de recibirlo los pensamientos positivos
acerca de su consecución, tu convencimiento interior de poder conseguirlo y la alegría de su
recepción.

Las cosas son manifestadas de forma natural y automática en todo momento, por
medio de los pensamientos y sensaciones que crean lo deseado.

La manifestación es un proceso que saca las ideas, conceptos, visiones y sueños del mundo interior al mundo exterior, donde pueden ser experimentados con los sentidos físicos.

Cuando piensas en algo que estás casi seguro de poder conseguir, evocas imágenes
positivas; te puedes ver con el objeto deseado y no te preocupa el cómo conseguirlo.

Lo quieres, estás determinado a tenerlo y motivado para hacer lo necesario para traerlo en tu vida. Empieza a observar cómo creas las cosas pequeñas y sencillas. Empieza desarrollando tu capacidad de manifestación con cosas que te son fáciles de crear.

En la medida en que adquieres confianza en tu habilidad para crear, estarás preparado para manifestar de modo más amplio e ilimitado. No hay límites a lo que puedes crear. Vives en un mundo sin límites; todo es posible. Yo soy la fuente de mi abundancia

Tú eres la fuente de tu abundancia y tu dinero. Elaborando tus sentimientos, pensamientos e
intenciones, puedes llegar a ser un maestro en la creación de lo que deseas.

Tú eres la fuente de tu riqueza y no tu trabajo, tus inversiones, tu esposo/ a o tus padres. Conectándote con la abundancia ilimitada de tu alma o yo superior, abriendo tu conexión a las fuerzas superiores (a veces llamadas Dios, Todo-Lo-Que-Es, Mente Universal, Cristo o Buda), expresando e irradiando tus calidades superiores de paz interior, alegría, amor, bienestar y vitalidad, te conviertes en la fuente de tu abundancia.

El hecho de tener dinero y posesiones, no es tan importante como el dominio del proceso de
su creación. Una vez dominado este proceso, tu capacidad para prosperar no será determinada
por la economía y las condiciones externas porque podrás crear lo que quieras y cuando quieras.

El aprendizaje de la creación de la abundancia, constituye un proceso de desarrollo; puede
requerir un cambio en tu forma de pensar y la ampliación de tu creencia en lo que mereces tener.

El proceso de consección de cada cosa nueva sea un coche, una casa o un salario superior te
aportará evolución espiritual, aprendizaje y nuevas habilidades.

Dominando el proceso, serás capaz de emplear el dinero y las demás cosas creadas como herramientas para la ampliación de tu conciencia y la más plena expresión de tu ser.

Tus pensamientos tienen auténtica sustancia aunque vuestros instrumentos científicos no
son capaces de medirla, todavía. Podrías imaginarlos como “magnetos”.

Estos “magnetos” salen al mundo y atraen las sustancias que les corresponden; duplican su propia forma. Todo lo que te rodea fue un pensamiento en la mente de alguien antes de existir en tu realidad. Los coches, las carreteras, los hogares, los edificios y las ciudades, todo existió como pensamiento antes de convertirse en realidad.

Tus pensamientos marcan la pauta de lo que ha de ser creado, y tus emociones activan tus
pensamientos y los proyectan de tu mundo interior al exterior.

Cuanto más fuertes tus emociones, antes crearás lo que tienes en mente. Tu intención actúa dirigiendo tus pensamientos y emociones y manteniéndolos enfocados en lo deseado, hasta lograr conseguirlo.

Me concentro en lo que amo, atrayéndolo hacia mí

Puesto que tus pensamientos marcan la pauta de lo que será atraído hacia ti, es importante
pensar en lo que deseas y no en lo que no deseas. No conseguirás lo que deseas temiendo u
odiando su contrario.

El dinero, por ejemplo, no vendrá porque no te guste ser pobre. La situación en la que se enfoca tu pensamiento es la que vas a tener, porque la energía sigue al pensamiento.

Cuanto más te guste tener dinero y abundancia más los visualizas, atrayéndolos hacia ti.

Es importante tener pensamientos positivos. Las emociones y pensamientos positivos atraen
hacia ti lo que deseas.

Las emociones negativas no te aportan lo deseado; sólo lo que no quieres.
Dedica un tiempo sereno y reflexivo a los pensamientos positivos de lo que deseas.

Cuando no piensas de forma superior y te entregas a los problemas, la abundancia se ve repelida.
No te sientas mal por los pensamientos negativos que puedas tener porque el temor y
displacer les hace más poderosos.

Responde a los pensamientos negativos como a un niño pequeño que no sabe lo que hace; sonríe y enséñales cómo hacerlo mejor. Si interceptas un pensamiento negativo, sencillamente pon uno positivo a su lado. Si, por ejemplo, te sorprendes diciendo “No tengo bastante dinero”, di simplemente “Tengo dinero abundante”.

Mis pensamientos son cálidos y positivos

Los pensamientos positivos son mucho más poderosos que los negativos.

Un pensamiento positivo puede cancelar a centenares de negativos. Tu alma detendrá los pensamientos negativos e inferiores no permitiendo que se hagan realidad, salvo que su manifestación te pueda enseñar algo que enriquezca tu evolución.

Tu alma y el universo te aman y protegen. En la medida en que tus pensamientos se elevan y positivizan, tu alma permitirá la manifestación de una mayor parte de ellos. Cuanto más evolucionas más aumenta el poder de tus pensamientos de crear tu realidad, y más responsabilidad tendrás para pensar de forma positiva.

Existen muchas herramientas maravillosas que puedes emplear para aprender a pensar más
positivamente.

Por ejemplo, puedes poner luz una imagen de luz física ben las imágenes de tu
mente. Puedes practicar con el desvanecimiento o disolución de los pensamientos negativos y la
ampliación de los positivos.

Piensa ahora mismo en algo que quieres tener. Elige uno de los pensamientos que te dicen que NO puedes tenerlo. Imagínate que este pensamiento se está desvaneciendo, o que está escrito en una pizarra a la que borras o que lo metes en un globo y lo dejas que se aleje por los aires. Haz lo que se te ocurra para apartar este pensamiento de tu realidad.

Ahora, crea un pensamiento del porqué PUEDES tenerlo. Visualízalo escrito; rodéalo con
luz blanca. Imagínate que alguien te lo lee con bella voz. Crea una imagen mental de la recepción
o posesión de lo que deseas. Haz que la imagen sea tan real que casi la puedas tocar, oler, ver y
sentir.

Amplíala, para sentirte dentro de ella y no sólo observador. Haciendo desvanecer tus pensamientos negativos, les quitas el poder de crear tu realidad. Haciendo tus pensamientos positivos más vivos y reales, aumentas su capacidad de crear lo que deseas.

La repetición, una y otra vez, del pensamiento de lo que se desea, tiene gran poder.

Es probable que, cuando conseguiste lo que querías en el pasado, era tras haber pensado en ello
con frecuencia. La repetición implanta firmemente en el inconsciente la idea de lo que se desea
crear y se ocupa de traer el objeto pensado.

El pensamiento ha de ser definido y sin vacilaciones.

Las afirmaciones son pensamientos positivos que se repiten una y otra vez. Mientras se repiten,
se dirigen directamente al inconsciente, donde empiezan a manifestarse como realidad. Afirma lo
que deseas en tiempo presente, por ejemplo “Mi abundancia es ilimitada”, y repite tus
afirmaciones positivas con asiduidad.

Algunos de tus pensamientos negativos podrían provenir de tu relación con personas cuyos
miedos y dudas potencian las tuyas. Podrías, por ejemplo, estar contento de tus finanzas pero,
después de hablar con un amigo con problemas económicos y dudas acerca de su situación,
sentirte preocupado de tu propio futuro financiero. Si notas algo así, date cuenta de que has
estado influenciado por pensamientos ajenos y recuerda que vives en un mundo de abundancia y
que todo es perfecto en tu universo.

Los grandes grupos humanos generan pensamientos poderosos, capaces de afectar tu
manera de pensar. En ocasiones, por ejemplo, algunas personas temen por el futuro de la
economía; piensan estar al borde de una depresión o una recesión. Si tú también estás
preocupado, podrías estar sintonizándote a sus miedos y pensamientos, respondiéndoles como si
fueran los tuyos propios.

Estés donde estés, siempre hay personas que creen estar viviendo malos tiempos económicos mientras que otras piensan que estos son los mejores tiempos posibles. Tú creas tu prosperidad, independientemente del estado de la economía.

El desafío consiste en mantener pensamientos positivos acerca de tu futuro financiero y no dejarte afectar por lo que piensan o dicen grandes grupos de gente. Incluso durante los peores momentos de la
economía, hay personas y negocios que prosperan. La fuente de tu abundancia eres tú, y puedes
tener una vida maravillosa, positiva y rica al margen de la economía u otros condicionamientos
externos.

Mis elecciones y posibilidades son cada día más amplias

Puesto que son tus pensamientos los que crean tu realidad, puedes crear una vida mejor
para ti aprendiendo a ampliar tus pensamientos sin ponerles limites. El pensamiento ilimitado
potencia la creatividad, amplía tus posibilidades, te abre nuevas oportunidades y te permite tener
más.

El pensamiento ilimitado te permite experimentar con antelación los sentimientos que tendrás
cuando recibas la abundancia deseada, y estos sentimientos son precisamente el vehículo que
traerá la abundancia hacia ti. Utiliza estas visiones para abrir tu mente hacia posibilidades
mayores.

El pensamiento ilimitado te ayuda a contactar con la imagen general de tu vida y te enlaza
con la gran visión de tu yo superior. Te ayuda a emplear todo tu potencial. Todas las grandes
obras empiezan con una visión. Los que tenéis hijos os dedicáis, a menudo, a pensar en ellos sin
límites, tejiendo en su derredor visiones de lo que puedan llegar a ser y las grandes cosas que
puedan conseguir.

Les ayudáis a reconocer su capacidad de crear lo mejor para ellos mismos.

Cuando os enamoráis, reconocéis el potencial que yace en el interior de la otra persona y le
ayudáis a realizarlo. El pensamiento ilimitado consiste en estas mismas visiones poderosas pero
de vosotros mismos, reconociendo el potencial y realizándolo. Cada vez que piensas en el futuro,
estás creando un camino posible.

Para desplegar este potencial, tendrás que imaginarte la realización de tus sueños porque
tus sueños y tus fantasías son los que te muestran tu potencial. Tus sueños tienen una razón de
ser; te guían hacia tu camino superior aquí, en la tierra. Amplía tu visión de lo que te es posible
hacer. Atrévete a soñar y pensar en grande. Si piensas iniciar una empresa, no negocies lo que
puedes tener o hacer.

Si piensas en servir un cliente a la semana, piensa en servir cinco. Si calculas iniciar tu negocio dentro de un año, piensa lo que sería empezar en un mes.. Imagínate que el año ya ha transcurrido y reflexiona sobre todos tus logros, ¿Qué has conseguido a lo largo
del último año?

Amo y confío en mi imaginación

Ampliando tu forma de pensar, desarrollarás tu imaginación. Tu imaginación tiene un alcance
más grande de lo que puedas pensar. Es el lazo que más te acerca a tu alma. No está
condicionada por tus programas, creencias o temores pasados.

La imaginación se te dio para que puedas trascender el mundo físico. Te da la capacidad de salir de tus límites personales y desplegar tu gran potencial. Tu imaginación puede viajar a cualquier mundo o dimensión. Puede crearte innumerables caminos en el futuro y ayudarte a contemplar los posibles resultados de un gran abanico de elecciones alternativas.

Usa tu imaginación y tu capacidad para soñar despierto y fantasear. No pienses “Esto es
imposible; no se puede hacer”. Piensa en términos de posibilidad. En vez de pensar en una única
cosa cuya posesión te satisfaría, piensa en varias.

En vez de imaginarte un único resultado deseado, pregúntate a ti mismo “¿Cuál es el mejor resultado que pudiera darse?” Después de imaginar el mejor resultado posible, intenta imaginar otro, aún mejor.

Cada vez que imaginas algo, procura ampliar la imagen o hacerla más nítida.

¡Piensa a lo grande! Pide más de lo que crees que puedas tener. Potencia tu imaginación, amplía tus imágenes y juega con nuevas ideas. Intenta superar los límites que has impuesto a lo que crees posible tener.

Soy un ser ilimitado

Puedo crear todo lo que desee

Cuando empieces a practicar con el pensamiento ilimitado, verás que algunos de tus
pensamientos anteriores siguen creando tu realidad. Aún podrías encontrar los resultados de tu
viejo pensamiento limitado mientras emites los nuevos, ilimitados.

No te desanimes si tus esfuerzos no surten efecto de la noche a la mañana. Las viejas pautas de pensamiento desaparecerán gradualmente, y experimentarás los resultados de tu nueva forma de pensar.

En el plano terrenal, se aprende a manifestar de modo lineal y secuencial. Piensas en lo que
deseas, vuelves a pensar en ello e intentas conseguirlo. Puedes decir “No, esto no es lo que
realmente quería” o “Creo que, la próxima vez, pediré otra cosa”. Tienes la oportunidad de jugar
con todas las cosas creadas por ti.

El plano terrenal es un lugar especial. Te permite practicar la
aclaración de tus ideas antes de que éstas se manifiesten en tu derredor. Aunque quizá te quejes
de que algunas cosas tardan más tiempo en manifestarse de lo que desearías, la mayoría de
vosotros seríais infelices si la manifestación de las cosas deseadas fuera instantánea. Cuando,
por fin, se consigue lo deseado, ha transcurrido un tiempo de maduración y claridad en cuanto a
ello.

Permítete aclarar tus ideas acerca de lo posible y no te preocupes si todavía no tienes la
capacidad de crearlo. La ampliación de tus pensamientos comportará la evolución de tu capacidad
de manifestar los objetos soñados. Cuanto más amplías los horizontes de tu imaginación,
explorando nuevos territorios y transgrediendo los límites de lo que te parece posible, más abres
la puerta a la abundancia ilimitada.

Si no crees que algo es posible, no lo conseguirás. Pero, si tienes el menor pensamiento de
posibilidad, ya estás en el camino de su creación. No puedes crear nada si no te puedes imaginar
poseyéndolo. Vive tus sueños en tu mente; imagínate que consigues lo que quieres o siéntelo;
escucha las palabras que dirás a los demás y las que ellos te dirán a ti cuando tus sueños se
hagan realidad. Haz tus fantasías tan reales que parezcan posibles de crear más que sueños
anhelados y distantes.

Permítete crear una visión, soñar despierto y fantasear y, luego, concéntrate cada día en los
pasos concretos y sencillos que puedes dar para alcanzar tu meta. Siempre habrá pasos prácticos
que dar para llegar allí. En ocasiones, la limpieza general de la casa y la ordenación de los
papeles podría ser el paso siguiente hacia la creación de una visión de maestro que ayuda a
organizar un grupo de gente.

Me imagino la abundancia para mí y los demás

Imagínate que tienes todo lo que quieres – un trabajo satisfactorio, dinero en el banco, una
relación maravillosa. Piensa en cómo beneficiarías a los que te rodean. Imagínate cómo sería si
toda la gente a la que conoces tuviera dinero y vidas satisfactorias. Desafíate a pedir más, no sólo
para ti mismo sino para toda la humanidad.

Si, por ejemplo, deseas un trabajo mejor, imagínate que todos aquellos que desean lo mismo
lo conseguirán. Si quieres servir en un sentido más amplio, atrayendo más alumnos a tus clases,
imagínate que tienen también éxito todos aquellos que piden una mayor oportunidad de servir
consiguiendo más alumnos. Esto te enseñará que en el universo existe una verdadera abundancia
para todos y te ayudará a relacionar la tuya propia con los pensamientos de abundancia general.

Ampliando tu pensamiento para incluir a los demás, imaginando abundancia para todos, abrirás
aún más caminos para que la abundancia venga hacia ti.

El pensamiento ilimitado es más que pensar a lo grande; es pensar creativamente. Es
permitirte imaginar que tienes todo lo que puedes. Estate preparado para sorpresas agradables
porque tu yo superior podría darte lo que deseas pero más grande y mejor de lo que creías
posible. Confía en que recibirás lo que es perfecto para ti.

Las emociones tras tus pensamientos determinan la velocidad con la que se manifestarán. Si
quieres algo realmente, éste aparecerá mucho más rápidamente que si tu deseo de tenerlo es
tibio. Genera ilusión en torno al hecho de poseer lo deseado. Hazlo tan real en tu imaginación que
puedas casi tocarlo, verlo o experimentar los sentimientos que tendrás cuando llegue. Piensa en
ello frecuente e intensamente, estando dispuesto a relajarte y dejar que venga de la manera que
sea mejor.

Para manifestar lo que deseas, ten la intención de crearlo. En otras palabras, decide que el
tener lo que deseas es importante para ti y que estás dispuesto a invertir pensamientos y energía
para su realización. Tu intención de tener algo dirige tu energía y la enfoca en tu objetivo.

Crearás lo imaginado concentrando tu atención y conciencia a ello y manteniéndolo en el fondo de tu
mente incluso cuando te dediques a otras actividades.

Cuando el objeto deseado está constantemente en tu enfoque, tu intención de tenerlo es
clara y fuerte y su creación será más rápida. Estás alerta y capaz de aprovechar las oportunidades
cuando lleguen. Atraes cosas hacia ti con facilidad y alegría. Piensa en algo que deseas ahora
mismo. ¿Tienes la intención de conseguirlo? ¿Piensas en ello incluso cuando estás ocupado en
otras cosas?

Pudo haber momentos en los que realmente deseabas tener algo e hiciste todo lo permitido
por tus valores e integridad para conseguirlo. Superaste obstáculos. Sabías de antemano que lo
lograrías; pensabas en ello positivamente y no veías el momento de tenerlo. Por el otro lado,
cuando intentaste crear algo de cuya posesión no estabas seguro, probablemente abandonaste
tan pronto apareció el primer obstáculo. Si crees que lo que deseas está muy lejos o es difícil de
conseguir, tu intención no está clara.

Cuando tu intención de tener algo es clara, la energía generada sale como un rayo láser
hacia el objeto deseado. Si realmente quieres tener algo, lo tendrás.

Mis sueños se hacen realidad

Navegando Hacia Un Puerto de Interes

Navegando Hacia Un Puerto de Interes por Earl Nightingale

 

Tuve la buena fortuna de crecer cerca de un puerto en el oceano. De niño, solia pasar horas en los muelles, mirando los barcos cargando y descargando mercancia.

Traian carga de puertos distantes y romanticos de todas partes del mundo, y yo solia pararme ahí con una mirada fija, envidiando a aquellos marineros que eran tan afortunados de viajar a todos esos lugares.

Ellos viajaban a horizontes distantes que yo solo podia imaginar o leer en mis libros de geografia

Estaba tanto cerca que con el tiempo algunos de los marineros finalmente me reconocian y me invitaban a bordo. Creo que puedes imaginar el cielo que eso era para mi

Me llevaban de la sala de maquinas, luego a las oficinas y finalmente al lugar que mas me gustaba: la sala de navegacion

La sala de navegacion tenia la mejor vista, pero eso era mucho mas que eso. Ahí era donde el barco era controlado y dirigido hacia todos aquellos lugares distantes con los que soñaba

Una vez me invitaron a desayunar, y estuve emocionado por eso durante meses!

Es extraño como algo como eso puede tener una abrumadora fascinacion para un joven y ejercer tanta influencia sobre su vida

Tan pronto como tuve edad suficiente, me subi a un barco, y navegue a algunos puertos distantes y de aguas profundas

No importaba que tan largo fuera el viaje, nunca me cansaba de navegar y ver el oceano en todos sus distintos estados de animo. Llegar a un puerto distante, incluso si ya habia estado ahi antes, siempre era una emocion nueva

A lo largo de los años he tratado de descubrir por que me gustan tanto los barcos. Yo creo que he llegado a la respuesta

Los barcos operan de la forma en que las personas deberian hacerlo, pero muy pocas lo hacen

Tal vez nunca has pensado mucho en esto, pero en cualquier momento dado, un barco tiene una direccion. Ya sea que esta navegando hacia un puerto predeterminado, o esta en un puerto preparandose para navegar hacia otro

Puedes subir a la sala de navegacion de un gran barco y preguntarle al capitan hacia donde se dirige. El puede decirtelo de forma instantanea, y en una sola sentencia

A cuantas personas conoces que pueden hacer lo mismo? Parece que la mayoria de la gente quiere tantas cosas distintas, o al menos piensan que las quieren, que son incapaces de concentrar sus esfuerzos, sus mentes y sus corazones en algo especifico

Y todo esto lleva hacia la duda y confusion. Son como el muchacho que se monto en un caballo y jineteo en todas direcciones a la vez.

No reconocen lo vital que es elegir un puerto que es importante, y navegar hacia el, descansar un poco, y despues navegar hacia otro puerto

De esta forma, en no muchos años, una persona puede establecer y alcanzar sus metas, una a una, hasta que finalmente tiene una tremendo monton de logros que lo enorgullecen, tiene todas las cosas que quiere, simplemente porque se dio cuenta que le podia ir bien con una sola cosa a la vez

Hay otra analogia que cabe aqui. Si un barco esta atado a un puerto y por alguna razon no tiene un lugar hacia donde navegar, se desmoronaria por oxidacion y desuso

La maquina de un barco no inicia hasta que tiene un puerto hacia donde navegar. Aqui de nuevo, es igual con las personas. Por esto es que es tan importante que cada uno de nosotros tenga un puerto al que queramos llegar, una meta, un lugar donde creemos que es mejor a donde estamos ahora

Si no tenemos esta meta, nunca iniciaremos el motor ni conoceremos la emocion de navegar hacia un puerto trazado el cual no podemos ver el 99% del viaje. Pero sabemos que esta ahi, y sabemos que si seguimnos navegando hacia el, lo alcanzaremos

Si alguien te preguntara hoy cual es tu siguiente puerto al que quisieras llegar, es decir, hacia donde vas, podrias contestarle en un enunciado, como lo haria el capitan de un barco? Si no, tal vez es conveniente que pienses esto un tiempo

Earl Nightingale
(traduccion por Jorge Ascencio)

El Secreto Mas Extraño

El Secreto Mas Extraño por Earl Nightingale

 

Por que los hombres con metas triunfan en la vida… y los hombres sin ellas fracasan?

Bueno, dejame decirte algo que, si realmente lo entiendes, cambiara tu vida de inmediato

De repente descubriras que la buena suerte parece ser atraida por ti. Las cosas que quieres parecen venir solas. Y de ahora en adelante no tendras los problemas, las preocupaciones ni la ansiedad que tal vez has experimentado antes

Las dudas, el miedo…. seran cosas del pasado

Aqui esta la llave del exito y la llave del fracaso: Nos convertimos en lo que pensamos. Ahora, vuelve a leer ese enunciado. Nos convertimos en lo que pensamos

A lo largo de toda la historia, los hombres sabios, maestros, filosofos y profetas han estado en desacuerdo unos con otros en muchos temas. Es solo en este punto en el que todos estan en total acuerdo.

Marco Aurelio, el gran emperador Romano, dijo: “La vida de un hombre es lo que sus pensamientos hacen de ella”

Benjamin Disraeli dijo, “Todo llega si un hombre solo espera. Mediante mis largas reflexiones he llegado a la conviccion de que un ser humano con un proposito definido debe lograrlo, y que nada puede resistirse a una voluntad que se jugara su propia existencia para lograrlo”

Ralph Waldo Emerson dijo, “Un hombre es lo que piensa durante todo el dia”

En la Biblia, Marcos 9:23 dice: “Si tu puedes creer, todas las cosas son posibles para quien cree”

Mi viejo amigo, el Dr. Norman Vincent Peale, lo pone de la siguiente manera: “Esta es una de las mas grandiosas leyes del universo. Deseo fervientemente haberla descubierto cuando era joven. La gran ley brevemente y simplemente dicha es que si piensas en terminos negativos obtendras resultados negativos. Si piensas en terminos positivos obtendras resultados positivos. Ese es el simple hecho sobre el que yace la ley de la prosperidad y el exito. En tres palabras: Cree y Logralo”

Bueno, es demasiado aparente, no? Y cada persona que descubrio esto (por un tiempo) creyo que el fue el primero en descubrirlo. Nos convertimos en lo que pensamos.

Ahora, como funciona esto? Por que nos convertimos en lo que pensamos? Bueno, te dire como funciona, a como yo lo entiendo. Ahora para hacer esto, quiero hablarte sobre una situacion que tiene paralelo con la mente humana

Supongamos que un granjero tiene una propiedad, su tierra es buena y fertil. Ahora, la tierra le da al granjero una opcion; el puede plantar en esa tierra cualquier cosa que el quiera. A la tierra no le importa. Depende del granjero tomar esa decision

Ahora, recuerda que estamos comparando la mente humana con la tierra porque a la mente, como la tierra, no le importa lo que plantes en ella. Te regresara lo que plantes, pero no le importa lo que plantes

Ahora, digamos que el granjero tiene 2 semillas en sus manos, una es una semilla de maiz, y la otra es una semilla de una hierba llamada nightshade, que es un veneno mortal. Excava dos pequeños hoyos en la tierra y planta ambas semillas, la de maiz y la de nightshade. Cubre los hoyos, los riega con agua, y cuida de la tierra… que pasara? Invariablemente la tierra regresara lo que le plantaron. Como es escrito en la Biblia “Lo que siembres, cosecharas”

Recuerda, a la tierra no le importa. Regresara veneno en la misma maravillosa abundancia con que regresaria maiz. Asi que salen las dos plantas, una de maiz y la otra venenosa.

La mente humana es mucho mas fertil, mucho mas increible y misteriosa que la tierra, pero funciona de la misma manera. No le importa lo que plantemos… exito… fracaso… una meta concreta… o confusion, malentendidos, miedo, ansiedad… Pero lo que plantemos, eso debe regresar a nosotros

Veras, la mente humana es el ultimo gran continente sin explorar sobre la Tierra. Contiene riquezas mas alla de lo que pudieramos imaginar. Regresara cualquier cosa que queramos plantar

Ahora podras decir, bueno, si eso es verdad, por que las personas no usan mas sus mentes? Bueno, creo que ellos han descifrado esa respuesta por si mismos. Nuestra mente viene como equipo estandar cuando nacemos. Es gratis. Y asignamos poco valor a las cosas que nos las dan por la nada. Las cosas por las que pagamos dinero, esas si las valoramos.

La paradoja es que exactamente lo opuesto es la verdad. Todas las cosas que realmente son valiosas en la vida llegan a nosotros gratis: nuestras mentes, nuestras almas, nuestros cuerpos, nuestras esperanzas, nuestros sueños, nuestras ambiciones, nuestra inteligencia, nuestro amor por nuestra familia, niños, amigos y pais. Todas estas posesiones invaluables son gratis

Pero las cosas que nos cuestan dinero son de hecho muy baratas y pueden ser reemplazadas en cualquier momento. Un buen hombre puede perder completamente todo su dinero, y acumular de nuevo otra fortuna. Puede hacer eso varias veces. Incluso si se incendia nuestra casa, podemos reconstruirla. Pero las cosas que obtenemos por la nada, esas nunca las podemos reemplazar

La mente humana no es usada porque la damos por hecho. La familiaridad genera desprecio. La mente puede realizar cualquier clase de trabajo que le asignemos, pero generalmente hablando, la usamos para trabajos pequeños en vez de grandes e importantes. Las universidades han demostrado que la mayoria de nosotros operamos  con el 10 por ciento o menos de nuestras habilidades

Asi que decide ahora. Que es lo que quieres? Planta tu meta en tu mente. Es la decision mas imortante que tomaras en toda tu vida

Veras, la misma ley que nos da exito es una espada de doble filo. Debemos controlar nuestro pensamiento. La misma regla que puede llevar a un hombre a una vida de exito, riqueza, felicidad y todas las cosas que puede soñar para si mismo y su familia; esa misma ley puede llevarlo al desague. Todo consiste en como la use… para bien o para mal. Este es el Secreto Mas Extraño del Mundo!

– Earl Nightingale
(traduccion por Jorge Ascencio)

Sinceridad

Sinceridad por Napoleon Hill

 

Para lograr el éxito, tienes que tener una meta definida en la vida. Tus oportunidades de lograr esa meta serán infinitamente mayores si tienes un sincero anhelo de proveer a otros con un mejor producto o servicio. La palabra operativa en dicho enunciado es sincero.

La sinceridad es un rasgo de personalidad que da frutos en satisfacción personal, respeto a uno mismo y la habilidad espiritual de vivir con nosotros mismos 24 horas al día. Nos conducimos para tener el completo respeto por ese invisible “otro yo” quien puede guiarnos a la gloria, fama y riqueza – o relegarnos a la miseria y fracaso.

Un amigo de Abraham Lincoln una vez le dijo que sus enemigos estaban diciendo cosas terribles acerca de él a su espalda.

“No me importa lo que digan,” exclamó Lincoln, “mientras no estén diciendo la verdad.” La sinceridad de propósito hizo a Lincoln inmune al temor a la crítica.

La sinceridad es una cuestión de motivo. Por lo tanto, es algo que otros tienen el derecho de cuestionar antes de otorgarte su tiempo, energía o dinero. Antes de embarcarnos en un curso de acción, prueba la sinceridad en ti mismo. Cuestiónate a ti mismo esta pregunta: “Estoy seguro que busco ganancia personal en lo que estoy por hacer. Pero estoy dando un valor justo en servicio o bienes por las ganancias o salario que espero tener, o estoy esperando obtener algo por nada?” La sinceridad es una de las cosas más difíciles de probar a otros. Pero debes estar preparado – y ansioso – de hacerlo.

Martha Berry fundó una escuela para muchachos y muchachas de sierra de una sección pobre del Norte de Georgia cuyos padres no podían pagar por su educación. Mantener la escuela a flote financieramente fue difícil en los primeros días y ella constantemente necesitaba dinero para continuar su trabajo. Finalmente, fue capaz de concertar una cita para conocer a Henry Ford. Le explicó lo que estaba haciendo y le pidió a Ford una modesta donación. Él se rehusó.

“Bueno, entonces,” dijo la señora Betty, “nos dará un saco de cacahuates?”

La novedad de la petición divirtió a Ford que le dio el dinero para los cacahuates. La señora Berry ayudó a sus estudiantes a plantar y replantar los cacahuates hasta que habían acumulado una considerable suma de dinero. Entonces le regresó el dinero a Ford para mostrarle cómo había multiplicado su pequeña donación. Ford estaba tan impresionado que donó suficientes tractores y equipo de granja para poner su escuela de granja en una base de autosuficiencia. A través de los años, él dio más de un millón de dólares para ayudar a construir los preciosos edificios de piedra que hoy están en el campus.

“No podía evitar estar impresionado,” él dijo, “con su sinceridad y la maravillosa manera en que lo aplicó a favor de muchachos y muchachas necesitados.” Su creencia en lo que estaba haciendo era tan fuerte que con sus acciones convenció al escéptico Ford para hacer lo que él al principio se había rehusado a hacer. Ella había demostrado más allá de cualquier expectativa razonable que estaba ocupada en un propósito tan valioso que nunca sucumbiría a la adversidad.

Cuando el andar se vuelve difícil – y siempre lo hace algunas veces – tu sinceridad de propósito te sostendrá a través de los períodos difíciles. Si sabes en tu corazón que estás dando un valor real por cada dólar ganado, tu convicción será evidente para aquellos con los que haces negocios.

Puedes alcanzar tus propias metas en la vida probando a otros que tú tienes un deseo sincero de ayudarlos. Si lo haces, no necesitarás que preocuparte por tiempos de escasez. Tendrás más clientes o compradores de los que puedas manejar.

Motivate A Ti Mismo Para Lograr El Exito

Motivate A Ti Mismo Para Lograr El Exito por Napoleon Hill

 

La mayor recompensa que el éxito brinda es la propia satisfacción. Aunque frecuentemente asumimos que la acumulación de riqueza es la única medida del éxito, sólo es una forma de medirlo. Seguramente es una importante, pero el verdadero éxito está marcado por la satisfacción de saber que has hecho un trabajo y lo has hecho bien – que has logrado la meta que estableciste para ti mismo.

Einstein, por ejemplo, nunca alcanzó gran riqueza en su vida. Pero podría alguien decir que no era exitoso? Einstein alcanzó la cima de su profesión y cambió el mundo porque sabía lo que quería hacer y tenía un plan para realizarlo.

Cómo puedes motivarte a ser exitoso? La respuesta yace en seguir el mismo método que Einstein y todas las demás personas enormemente exitosas han seguido. Desarrolla un deseo ardiente por algo que quieras tener para alcanzar una meta más grande que has establecido para ti. Recuerda, hay una diferencia entre meramente querer algo y decidir definitivamente que la tendrás.

Una vez que tengas ese deseo ardiente, desarrollarás una intensidad de propósito que te permitirá sencillamente hacer a un lado obstáculos que antes parecían insuperables. Todas las cosas son posibles para la persona que cree que son posibles.

Establécete una meta definida en la vida. Escríbela. Apréndetela de memoria. Dirige cada pensamiento y todas tus energías en hacerlo realidad. En vez de permitir que altibajos temporales te saquen del camino, busca en ellos la semilla de un beneficio equivalente que pueda ayudarte a volver a la ruta para lograr tu meta.

Cuando Henry Ford comenzó a trabajar en su primer  “cochecillo sin caballo”, gente menos astuta – muchos de sus propios familiares y vecinos – se rieron de él. Algunos lo llamaron un “inventor loco”.

Loco o no, Ford sabía lo que quería – y tuvo un deseo ardiente por lograrlo. También se rehusaba a reconocer cualquier limitación. Sin tener educación formal o entrenamiento como mecánico, él simplemente se educó a sí mismo. Nada se interpone en el camino de una persona determinada a alcanzar una meta de vida.

Ford cambió el rostro de América. Sus automóviles producidos en masa hicieron la transportación accesible para la familia promedio y abrió el país. Industrias enteras crecieron alrededor del automóvil: Sin el “Tin Lizzie” de Ford, no habría habido necesidad de redes carreteras (y los empleos que sus construcciones crearon), estaciones de servicio, franquicias de comida rápida y moteles.

Otro ejemplo perfecto es el de John Wanamaker quién comenzó como un cajero en Philadelphia en una tienda minorista. Desde el principio, se propuso tener una tienda similar algún día. Cuando anunció esto a su jefe, el dueño se carcajeo y dijo, “Por qué, John, no tienes suficiente dinero para comprar un traje extra de ropa, o sí?”

“No,” dijo Wanamaker. “Pero quiero una tienda como ésta – o una aún mejor. Y voy a obtenerla.” En la altura de su éxito, Wanamaker poseyó uno de los establecimientos mercantiles más grandes que el país ha conocido.

“Tuve muy poca educación,” Wanamaker dijo años después. “Pero adquirí la educación que necesitaba de la misma manera en que una locomotora toma agua – la iba recogiendo mientras corría.”

Recuerda, cualquier cosa que la mente del hombre pueda concebir y creer, la mente del hombre la puede lograr. La persona determinada a lograr el éxito empieza donde está, sacando lo mejor de cualquiera de las herramientas que tenga y adquiriendo cualquier cosa que necesite en el camino. Empieza de cualquier lugar donde estés – hoy mismo.

Nadie Es Arrastrado Hacia El Exito

Nadie Es Arrastrado Hacia El Exito por Napoleon Hill

 

No tienes que ser un futurista o adivino para ser capaz de predecir el futuro de alguien. Puedes hacerlo preguntándole a él o ella una simple pregunta: “Cuál es tu propósito definido único en la vida – y qué planes has hecho para alcanzarlo?”

Si le preguntas a cien personas esa pregunta, noventa y ocho te contestarán con algo parecido a “Me gustaría vivir bien y ser tan exitoso como pueda.” Mientras que la respuesta suena bien en la superficie, si escarbas más profundo, encontrarás una persona sin rumbo que nunca obtendrá nada de la vida excepto las sobras de las personas verdaderamente exitosas – aquellas que tienen un propósito definido y un plan para alcanzarlo. Para ser exitoso, debes en este momento decidir cuál es tu meta y delinear los pasos con los cuales intentas alcanzarlo.

Hace años trabajé con un colega llamado Stuart Austin Wier de Dallas. Era un colaborador de una revista que yo editaba y financieramente sólo pasaba a duras penas. Probablemente hubiera permanecido siendo un escritor hambriento si una historia que estaba escribiendo sobre un inventor no lo hubiera inspirado repentinamente a cambiar su vida.

Con mucha sorpresa de aquellos que lo conocían, anunció que iba a dejar el periodismo y volver a la escuela para convertirse en un notario de patentes. No iba a ser cualquier notario de patentes, se iba a convertir en “el mejor notario de patentes de los Estados Unidos.” Puso su plan en acción con tal fervor que completó la escuela de leyes en tiempo record.

Cuando comenzó su práctica, deliberadamente buscó los casos más difíciles. Pronto, su reputación se extendió en el país y sus servicios estaban en tan alta demanda que incluso cuando su salario alcanzaba niveles astronómicos, estaba rechazando más clientes de los que aceptaba.

La persona que actúa con propósito y un plan atrae oportunidades. Cómo puede la vida darte algo si ni tú mismo sabes lo que quieres? Cómo pueden otros ayudarte a tener éxito si tú mismo no has decidido cómo llegar ahí? Sólo con un propósito definido serás capaz de sobreponerte a los fracasos y adversidades que se te presentarán en el camino.

Uno de los primeros americanos de franquicias más exitosos fue Lee Maranz, un hombre que sabía qué quería y cómo conseguirlo. Un ingeniero mecánico, Maranz inventó una nevera que hacía nieve suave. Imaginó una cadena de tiendas de nieve de costa a costa y trabajó un plan para convertir su sueño en realidad.

Él, como muchos otros, construyó su propio éxito ayudando a otros alcanzar el suyo. Ayudó a las personas a establecer sus tiendas de nieve al amueblar la construcción y diseñando planes, una idea revolucionaria en su tiempo. Vendió las máquinas de las neveras al costo e hizo las ganancias de la venta de nieve. El resultado? Esa cadena de tiendas Maranz estaba determinada a crecer en todo el país.

“Si tienes una fuerte creencia en ti mismo, en lo que haces, y en lo que quieres hacer, ninguna adversidad es tan difícil de derrotar,” él dijo.

Si quieres alcanzar el éxito, haz de hoy el día en que dejas de ir sin rumbo. Decídete sobre una meta definida. Escríbela. Apréndetela de memoria. Decide exactamente cómo planeas alcanzarla. Luego comienza a poner el plan en acción inmediatamente.

Tu futuro es lo que tú haces de él. Decide ahora lo que será.

Autodisciplina

Autodisciplina por Napoleon Hill

 

 

El hombre que adquiere capacidad para asumir la posesión completa de su propia mente puede tomar posesión de cualquier cosa a la que justamente tenga derecho.

Andrew Carnegie

Debemos ahora revelar los métodos con los cuales se puede tomar posesión de  la propia mente.

Los que mejor conocieron a Andrew Carnegie, los que trabajaron más íntimamente con él, dicen que su rasgo de carácter más relevante consistía en el hecho de que tomó posesión completa de su propia mente a una edad temprana y nunca cedió ni un ápice de su derecho a tener sus propios pensamientos.

¡Qué logro y qué bendición sería si cada hombre pudiese decir verídicamente:  “Soy el dueño de mi  destino.  Soy el capitán de mi alma”!

Probablemente el  Creador tenía la intención de que fuera así.

Si hubiese sido otra cualquiera, el hombre no habría quedado exclusivamente limitado al derecho de controlar nada más que un poder: el de sus propios pensamientos.

Recorremos todo el camino  de la vida buscando independencia de cuerpo y de mente, pero la mayoría de los hombres no la encuentra nunca.  ¿Por qué?  El Creador proporcionó los medios con los que los hombres podían ser libres y a todos dio acceso a estos medios y también inspiró a todos con motivos impulsores para la consecución de la libertad.

¿Por qué entonces los hombres van a lo largo de la vida aprisionados en una jaula que se han hecho ellos mismos cuando la llave de la puerta está tan fácilmente a su alcance?  Esa jaula es la de la pobreza, la mala salud, el miedo y la ignorancia.

El deseo de libertad de cuerpo y de mente es un deseo universal, pero pocas personas lo alcanzan porque la mayoría de las que tienen ese anhelo buscan en cualquier parte, excepto en la sola y única fuente de donde puede llegar, la realización de ese deseo: dentro de sus propias mentes.

El deseo de la riqueza es también universal, pero la mayor parte de los hombres nunca llega a la vista de las verdaderas riquezas de la vida, porque no reconocen que todas empiezan dentro de sí mismos.

El mecanismo de la mente es un profundo sistema de poder organizado, que sólo puede ser puesto en marcha por una estricta autodisciplina.

La mente que está debidamente disciplinada y dirigida hacia fines concretos es un poder irresistible que no reconoce la existencia de la derrota permanente.  Organiza el fracaso y lo convierte en victoria; hace peldaños de los obstáculos; engancha su vagón a una estrella y utiliza las fuerzas del universo para llevarlo al alcance fácil de cualquiera de sus  deseos.

Y el hombre que se domina a sí mismo mediante la autodisciplina nunca puede ser dominado por otro.

Porque la autodisciplina es una de las “Doce riquezas”, pero es mucho más; es un importante requisito previo para la consecución de todas las riquezas, incluida la libertad de cuerpo y de mente, el poder y la fama, y todas las cosas materiales que los hombres llaman fortuna.

Es el único medio por el que uno puede enfocar la mente sobre el objetivo de un propósito definido más importante hasta que la ley de la fuerza cósmica de la costumbre recoge el modelo de ese propósito y empieza a transformarlo en su equivalencia material.

Es la llave del poder de  la voluntad y de las emociones del corazón, porque es el medio por el cual estos dos pueden ser dominados y equilibrados, apoyándose uno contra otro, y dirigidos hacia fines concretos con un pensamiento exacto.

Es fuerza directiva en el mantenimiento de un propósito definido más importante; fuente de toda persistencia y medio por el cual uno puede desarrollar el hábito de llevar a cabo sus planes y propósitos.

Poder con el que todos los hábitos de pensamiento son modelados y sostenidos hasta que son recogidos por la ley de la fuerza cósmica de la costumbre y llevados a su lógico punto culminante.

Es el camino por el que uno puede asumir un control  completo y total de su mente  y dirigirla hacia los fines que pueda desear.

Indispensable en toda jefatura.

Poder merced al cual uno puede hacer de su conciencia un cooperador y guía en lugar de un conspirador.

Policía que despeja la mente para la expresión de la fe mediante el domino de todos los temores.

Aclara la mente para la expresión de la imaginación y de la visión creadora.

Termina con la indecisión y la duda.

Ayuda a crear y mantener la “conciencia de prosperidad” que es esencial para la acumulación de riqueza material, y la “conciencia de salud”, que es necesaria para la conservación de una robusta salud física.

Así pues, opera enteramente mediante el sistema funcional de la mente.  Por tanto, examinemos este sistema para que podamos comprender los factores de que consta.

 

 

 

Los diez factores del mecanismo del pensamiento

 

La mente actúa mediante diez factores, algunos de los cuales operan automáticamente, en tanto que otros deben ser dirigidos mediante el esfuerzo voluntario.  La autodisciplina es el único medio para esta dirección.

Estos diez factores son:

 

1.º   INTELIGENCIA INFINITA:  La fuente de todo poder del pensamiento, que opera automáticamente, pero puede ser organizada y dirigida hacia fines definidos mediante la claridad de propósito.

Puede compararse con un gran depósito de  agua que rebosa continuamente, fluyendo sus ramales en forma de arroyuelos en muchas direcciones y dando vida a toda la vegetación y a todas las cosas vivientes.  Esa porción del arroyo que da vida al hombre le proporciona también el poder del pensamiento.

El cerebro humano puede compararse con el grifo de agua, en tanto que el agua que fluye por el grifo representa la Inteligencia Infinita.  El cerebro no genera el poder del pensamiento;  meramente lo recibe de la Inteligencia Infinita y lo  aplica a los fines que el individuo  desee.

Y recuerden ustedes que este privilegio del control y dirección del pensamiento es la única prerrogativa sobre  la cual se le ha dado al individuo un domino completo.  Puede utilizarla para construir o destruir.  Darle dirección, mediante la claridad de propósito, o descuidar hacer eso, como él elija.

El ejercicio de este gran privilegio se alcanza solamente por la autodisciplina.

 

2.º   LA MENTE CONSCIENTE:  La mente individual funciona por medio de dos departamentos.  A uno se lo conoce como el consciente y al otro como el subconsciente.  Es opinión de los psicólogos que ambos son comparables a un iceberg, representando la porción visible por encima de la superficie del agua el consciente, y la porción invisible que se halla por debajo, el subconsciente.  Por tanto, es obvio que el consciente, esa porción con la que nosotros lúcida y voluntariamente ejercemos el poder del pensamiento, no es sino una pequeña parte del todo; no más de una quinta parte del poder mental disponible.

El subconsciente opera de forma automática.  Realiza todas las funciones necesarias con la construcción y el mantenimiento del cuerpo físico; mantiene al corazón latiendo para que circule la sangre; asimila la comida mediante un perfecto sistema de química  y  la distribuye en forma de líquido por todo el cuerpo; rechaza las células gastadas y las reemplaza con células nuevas; aparta las bacterias que son deletéreas para la salud;  crea nuevos seres físicos mediante la amalgama de las células de protoplasma (el material formativo de  los embriones animales) entregadas por el macho y la hembra de organismos vivos.

Estas y muchas otras funciones esenciales son realizadas por el subconsciente, además de lo cual sirve como el eslabón de enlace entre el consciente y la Inteligencia Infinita.

Puede compararse con el grifo de la mente, mediante el cual (por el control de la autodisciplina) se puede adquirir más poder de pensamiento.  O con una parte de un huerto feraz, donde puede plantarse y germinar la semilla de cualquier idea deseada.

Su importancia puede apreciarse al reconocer que es el único medio de aproximación voluntaria a la Inteligencia  Infinita.  Por tanto aquel por el cual se transmiten todas las plegarias y se reciben todas las respuestas a la oración, el que expresa el propósito definido más importante en su equivalente material,  un produce que consiste enteramente en la guía  del individuo, en el uso adecuado de los medios naturales de alcanzar los objetos de sus deseos.

El subconsciente actúa sobre todos los impulsos del pensamiento, llevando a su conclusión lógico todas las ideas que están claramente formadas por la mente consciente, pero da preferencia a los pensamientos inspirados por sentimientos emotivos, tales como los del miedo o la fe; de aquí la necesidad de autodisciplina como forma de proveer al subconsciente sólo con aquellas ideas o deseos que llevan a la consecución de lo que uno anhela.

Da preferencia también a los pensamientos creados por la repetición de ideas o deseos.  Este hechos explica la importancia de adoptar un propósito definido más importante y la necesidad de fijarlo (mediante la autodisciplina)  como un pensamiento dominante de la mente.

 

3.º   LA FUERZA DE VOLUNTAD:  El poder de la voluntad es el “jefe” de todos los departamentos de la mente.  Tiene el poder de modificar, cambiar o equilibrar todos los hábitos de pensamiento, y sus decisiones son definitivas e irrevocables excepto en lo que se refiere a sí misma.  Pone bajo control las emociones del corazón, y está sujeta a dirección sólo por autodisciplina.  En este aspecto puede compararse con el presidente de una junta de directores, cuyas decisiones ponen punto final.  recibe sus órdenes del consciente, pero no reconoce ninguna otra autoridad.

 

4.º   LA RAZÓN:  Es el “juez presidente” de la mente, que puede dictar juicio sobre todas las ideas, planes y deseos y lo hará así si está dirigida por la autodisciplina.  Pero sus decisiones pueden ser dejadas a un lado por el poder de la voluntad o modificadas por el de las emociones cuando la voluntad no interfiere.  Tomemos nota aquí  del hecho  de que todo pensar exacto requiere la cooperación de la facultad de  la razón, aunque éste es un requisito que lo respeta sólo una  persona de cada diez mil.  Esto explica el porqué hay tan pocos pensadores acertados.

La mayor parte de lo  que se llama pensamiento es el trabajo de las emociones, sin la influencia guía de la autodisciplina, sin relacionarse ni con el poder de la voluntad o la facultad de la razón.

 

5.º   LAS EMOCIONES:  Esta es la fuente de la mayor parte de las acciones de la mente, la sede de la mayoría de los pensamientos salidos del consciente.  las emociones son engañosas y no de fiar y pueden resultar muy peligrosas si no son modificadas por la razón bajo la dirección de la voluntad.

Sin embargo, no hay que condenar a las emociones por el hecho de no ser de fiar, pues son manantial de todo entusiasmo, imaginación y visión creadora, y pueden ser dirigidas por la autodisciplina al desarrollo de estos elementos esenciales del logro individual.  La dirección puede darse por modificación de las emociones mediante las facultades de la voluntad y de la razón.

Pensar con exactitud no es posible sin un completo dominio de las emociones, y esto se alcanza colocándolas bajo  el control de la voluntad, preparándolas así para ser dirigidas a los fines que ésta pueda dictar, modificándolas cuando sea necesario mediante la razón.

El pensador exacto no tiene opiniones ni toma decisiones que no hayan sido sometidas a las facultades de la voluntad y de la razón para ser examinadas por éstas.  Utiliza sus emociones para inspirar la creación de ideas mediante su imaginación, pero refina esas ideas mediante su voluntad y razón antes de dar aceptación final a las mismas.

Esto es autodisciplina  de la más  alta categoría.  El procedimiento existe, pero no es fácil de seguir; y nunca es seguido, excepto por el pensador exacto que se mueve por su propia iniciativa personal.

Las más importantes de  las “Doce riquezas”, tales como 1) una actitud mental positiva, 2) armonía en las relaciones humanas, 3) liberación del miedo, 4) esperanza de éxito, 5) capacidad para la fe, 6) una mente abierta a todos los temas, y 7) robusta salud física, sólo se pueden alcanzar mediante una estricta dirección y un estricto control de todas las emociones.  Esto no significa que haya que suprimirlas, pero deben ser controladas y dirigidas a fines derivados.

Las emociones pueden compararse al vapor de una caldera, el poder del cual consiste en su aprovechamiento y dirección a través del mecanismo de una máquina.  El vapor no controlado carece de poder y aun el controlado ha de ser desprendido a través de un regulador, que es un dispositivo mecánico equivalente a la autodisciplina en relación con el control y libertad del poder emotivo.

Las emociones más importantes y peligrosas son 1) la del sexo, 2) la del armo y 3) la del miedo.  Estas son las motrices de la  mayor parte de las actividades humanas.  Las del amor y del sexo son creadoras.  Cuando están controladas y dirigidas, impulsan a la imaginación y dan visión creadora de extraordinarias proporciones.  Si no están controladas y dirigidas, pueden inducir a permitirse locuras destructivas.

 

6.º   LA IMAGINACIÓN:   Este es el taller donde se da forma a todos los deseos, ideas, planes y propósitos, y también los medios alcanzarlos.  Mediante el uso organizado y la autodisciplina, la imaginación puede adquirir la visión creadora.

Pero la facultad de la imaginación, como la de las emociones, es engañosa si no está dominada y dirigida por la autodisciplina.  Su control, a menudo disipa el poder del pensamiento en actividades inútiles, destructivas y no prácticas, que resulta innecesario mencionar aquí con detalle.  La imaginación no controlada induce a soñar despierto.

El control de la imaginación empieza con la adopción de la claridad de propósito basada en planes definidos, y es completado por hábitos estrictos de autodisciplina, que dan dirección definida a la facultad de las emociones, pues el poder de éstas es el que impulsa a la imaginación para que actúe.

 

7.º   LA CONCIENCIA:   Es la guía moral de la mente, y su cometido más importante es el de modificar las miras y propósitos del individuo de forma tal que armonicen con las leyes de la Naturaleza y las morales del género humano.  La conciencia es un hermano gemelo de la razón.

Funciona como guiador cooperante solamente mientras se ve respetada y seguida.  Si es descuidada o sus mandatos son rechazados, termina convirtiéndose en un conspirador, y a menudo se ofrece voluntariamente para justificar los actos más destructivos del hombre.  Así, la naturaleza dual de la conciencia hace que sea necesario.

 

8.º   EL SEXTO SENTIDO:   Esta es la “estación de radio” de la mente que envía y recibe automáticamente las vibraciones del pensamiento.  Por este medio se reciben todos los impulsos de pensamiento conocidos con el nombre de “corazonadas”.  Y está estrechamente relacionado con el subconsciente o quizá puede que sea una parte del mismo.

La visión creadora opera por el sexto sentido.  Por él se revelan todas las ideas básicamente nuevas.  Y es la herramienta más importante de las mentes de todos los hombres que están reconocidos como “genios”.

 

9.º   LA MEMORIA:  Es el “archivador” del cerebro donde se almacenan todos los impulsos de pensamiento, todas las experiencias y todas las sensaciones que llegan al cerebro a través de los cinco sentidos físicos.  Y puede serlo también de todos los impulsos de pensamiento que llegan a la mente a través del sexto sentido, aunque no todos los psicólogos están de acuerdo en esto.

La memoria no es muy digna de confianza, a menos que esté organizada y dirigida por la autodisciplina.

 

10.º   LOS CINCO SENTIDOS FÍSICOS:   Estos son los “brazos” materiales del cerebro que le permiten ponerse en contacto con el mundo exterior y adquirir información del mismo.  Los sentidos físicos son engañosos y por eso necesitan una constante autodisciplina.  Bajo cualquier clase de intensa actividad emotiva, se tornan confusos y no merecedores de confianza.

Pueden ser embaucados por la más simple trapacería.  Y diariamente son ofuscados por las experiencias comunes de la vida.  Bajo la emoción del miedo, los sentidos físicos crean a menudo monstruosos “fantasmas”, que no tienen existencia alguna en la facultad de imaginación y no hay hecho ninguno de la vida que ellos no exageren o distorsionen cuando el miedo prevalece.

 

 

 

Control de los hábitos de pensamiento

 

Hemos descrito brevemente los diez factores que intervienen en todas las actividades mentales del hombre.  Pero además proporcionamos información suficiente respecto al “mecanismo” de la mente, para indicar de modo claro la necesidad de autodisciplina en el uso de dichos factores.

Esa autodisciplina se alcanza mediante el control de los hábitos de pensamiento, y sólo hace referencia al poder de éste porque toda disciplina del “yo” debe realizarse en la mente, aunque sus efectos puedan relacionarse con las funciones del cuerpo físico.

            Usted está donde está y es lo que es a causa de sus hábitos de pensamiento, y éstos están sujetos a su control.

Son las únicas circunstancias de la vida sobre las cuales tiene un domino completo, lo que resulta el hecho más profundo de todos los de su vida, porque claramente demuestra que su Creador reconoció la necesidad de esta gran prerrogativa.

Otra prueba más del deseo del Creador de dar al hombre el inalienable derecho de control sobre sus hábitos de pensamiento ha sido claramente revelado con la ley de la fuerza cósmica de la costumbre, en la cual se fijan y se hacen permanentes esos hábitos, tornándose automáticos y operando sin el esfuerzo consciente del hombre.

Por el momento sólo nos interesa llamar la atención sobre el hecho de que el Creador del maravilloso mecanismo llamado cerebro lo proveyó ingeniosamente con un dispositivo con el que todos los hábitos de pensamiento son recogidos, dándoseles una expresión automática.

La autodisciplina es el principio  con el que voluntariamente se forman los modelos de pensamiento que armonicen con sus miras y propósitos.

Este privilegio lleva consigo una pesada responsabilidad porque es el único que determina la posición que cada hombre debe ocupar en la vida.

Si es descuidado al errar en la formación de hábitos que deben conducir a la consecución de fines definidos, entonces las circunstancias de la vida que están fuera del propio alcance harán la tarea; y a menudo resulta una tarea extremadamente pobre.

Cada hombre es un conjunto de esos hábitos.  Algunos los ha ido formando él mismo en tanto que otros son involuntarios.  Están integrados por sus miedos, dudas, preocupaciones, ansiedades, codicia, superstición, envidia y odio.

La autodisciplina es el único medio por el que pueden ser controlados y dirigidos hasta que sean recogidos y reciban expresión automática en virtud de la ley de la fuerza cósmica de la costumbre.  Sopese este pensamiento cuidadosamente, porque es la clave de su destino mental, físico y espiritual.

Ponga en orden sus hábitos de pensamiento y ellos lo llevarán a la consecución de cualquier meta deseada que esté a su alcance.  O puede permitir que las circunstancias incontrolables de su vida los formen por su cuenta y lo llevarán irremediablemente al borde del fracaso del gran río de la vida.

Si mantiene su mente entrenada sobre lo que usted desea de la vida, logrará justamente eso.  O puede alimentarla con pensamientos de lo que no desea y ella, indefectiblemente, le aportará eso precisamente.  Sus hábitos de pensamiento se desarrollan según el alimento suministrado a su mente.

Esto es tan cierto como que la noche sigue al día.

Despiértese, póngase de pie y avive su mente para sintonizarla con las circunstancias de vida que anhela su corazón.

Ponga en funcionamiento los poderes completos de su voluntad y adquiera un control total de su propia mente.  Es la suya.  Le fue dada como sirviente para realizar sus deseos.  Y nadie puede entrar en ella o influirla en el grado más mínimo sin su consentimiento y cooperación.  ¡Qué hecho tan profundo es éste!

Recuerde esto cuando las circunstancias sobre las cuales parece que no tiene control alguno empiecen a ponerse en movimiento y a perturbarle, y también cuando el miedo y la duda y la preocupación empiecen a aparcar en el dormitorio de invitados de su mente. Recuérdelo cuando el temor a la pobreza empiece a enseñorearse de ella, que debería estar saturada con una “conciencia de prosperidad”.

Esto es autodisciplina, único método por el que un hombre puede llegar a la posesión total de su propia mente.

Usted no es un gusano hechos para arrastrarse sobre el polvo de la tierra.

Si lo fuese, habría sido equipado con los medios físicos adecuados para arrastrarse sobre el vientre en lugar de caminar sobre dos piernas.  Su cuerpo fue proyectado para hacerle capaz de mantenerse en pie y andar y elaborar su camino hacia la más alta consecución que sea capaz de concebir.  ¿Por qué contentarse con menos?  ¿Por qué tendría que insultar a su Creador con la indiferencia o la negligencia en el uso del más inapreciable don recibido de El: el poder de su propia mente?

 

 

 

Sondee su propio e inagotable poder mental

 

Los poderes potenciales de la mente humana no es posible abarcarlos.

Y uno de los grandes misterios que ha perdurado a través de los tiempos es el descuido  del hombre en reconocerlos y utilizarlos como un medio para formar su propio destino terrenal.

La mente ha sido sabiamente provista de una puerta de acceso a la Inteligencia Infinita: el subconsciente; y esta puerta ha sido dispuesta de modo tal que puede abrirse a voluntad con la preparación que proporciona la fe.

La mente ha sido dotada de la imaginación que le permite expresar la esperanza y el propósito en realidades físicas.

Posee la capacidad estimuladora del deseo y el entusiasmo con la que se pueden llevar a cabo los planes y propósitos.

Ha sido provista con el poder de la voluntad mediante el cual tanto el plan como el propósito  pueden ser sostenidos indefinidamente.

Se le ha dado la capacidad para la fe, mediante la cual la volición y el razonamiento quedan dominados mientras toda la maquinaria del cerebro se vuelve hacia la fuerza guía de la Inteligencia Infinita; y ha sido preparada, mediante un sexto sentido, para la conexión directa con otras mentes (bajo el principio de la mente magistral), con lo  que pueden añadir a su propio poder las fuerzas estimulantes de otras mentes que de manera tan eficaz sirven para acicatear la imaginación.

Posee también la capacidad de razonar, mediante la cual hechos y teorías pueden combinarse en hipótesis, ideas y planes.

Es dueña del poder de proyectarse en otras mentes mediante lo que es conocido como telepatía.

También lo es del poder de deducción por el cual se puede predecir el futuro mediante el análisis del pasado.  Esta capacidad explica por qué el filósofo mira hacia atrás con objeto de poder ver el porvenir.

Ha sido dotada con los medios de selección, modificación y control de la naturaleza de sus pensamientos, dando por tanto al hombre el privilegio de construir su propio carácter para ordenar y conformar cualquier modelo deseado, y el poder de determinar la clase de pensamientos que deben dominar su mente.

Cuenta con un maravilloso sistema archivador para recibir, registrar y recordar, mediante lo  que se conoce como memoria, y este maravilloso sistema clasifica y archiva automáticamente pensamientos relacionados, de un modo tal que la rememoración de un pensamiento particular lleva a la de otros con él asociados.

Ha sido provista con el poder de la emoción, mediante el cual puede estimular a voluntad el cuerpo para cualquier acción deseada.

Se le ha dado el poder de funcionar secreta y silenciosamente, asegurando de este modo la intimidad del pensamiento en todas las circunstancias.

Tiene una capacidad ilimitada para recibir, organizar, almacenar y expresar conocimientos sobre todos los temas, tanto en el campo de la físico como en el de la metafísica, en el mundo exterior y en el mundo interior.

Posee el poder de ayudar al mantenimiento de la robusta salud física, constituyendo, al parecer la única fuente de cura de las enfermedades físicas, y siendo las otras fuentes meramente una ayuda; y mantiene asimismo un perfecto sistema de reparación para la conservación del cuerpo, un sistema que funciona automáticamente.

Conserva y desarrolla mecánicamente un maravilloso procedimiento de química, que convierte el alimento en combinaciones adecuadas para el sostén y restablecimiento del cuerpo.

Opera automáticamente en el corazón, mediante el cual la corriente sanguínea distribuye alimento a todas las partes del cuerpo y separa todo el material de desecho y las células gastadas del cuerpo.

Tiene el poder de autodisciplina, por cuyo medio puede formar cualquier hábito deseado y mantenerlo hasta que éste es recogido en virtud de la ley de la fuerza cósmica de la costumbre y recibe expresión automática.

Es el terreno común de encuentro donde el hombre puede comulgar con la Inteligencia Infinita merced a la oración (o cualquier forma de deseo expresado o de claridad de propósito) por la simple intención de abrir la puerta de acceso por el subconsciente, por la fe.

Es el único productor de las ideas, las herramientas, las máquinas y las invenciones mecánicas creadas por el hombre para su conveniencia en el negocio de vivir en un mundo material.

Es la única fuente de toda felicidad y de toda desgracia, así como de la pobreza y la riqueza de cualquier índole, y dedica sus energías a  la expresión de cualquier de éstas que domine la mente mediante el poder del pensamiento.

Es también  manantial de todas las relaciones humanas y de todas las formas de intercambio entre los hombres; el constructor de amistades y el creador de enemigos, según la manera como sea dirigida.

Posee el poder de resistir y defenderse contra todas las circunstancias y condiciones exteriores, aunque no siempre pueda controlarlas.

No tiene límite alguno dentro de la razón, ninguno, excepto en aquellas cosas que entran en conflicto con las leyes de la Naturaleza y aquellos que el individuo acepta por culpa de la falta de fe.  Verdaderamente, “todo lo que la mente pueda concebir y creer, lo puede lograr”.

Tiene el poder de cambiar de un estado de humor a otro a voluntad.  Por eso necesita no ser dañado hasta el punto de hacer imposible la reparación originada por el desaliento.

Puede relajarse en temporal olvido mediante el sueño y prepararse para una nueva puesta en marcha a las pocas horas.

Se hace más fuerte y más digna de confianza cuanto más controlada y dirigida está hacia fines definidos y más  y usa voluntariamente.

Puede convertir los sonidos en música, que tranquiliza y aplaca tanto el cuerpo como el alma, enviar el sonido de la voz humana alrededor de la Tierra en una fracción de minuto, hacer que crezcan dos tallos de trigo donde antes sólo crecía uno, construir una prensa de imprimir, que recibe un rollo de papel por un extremo y devuelve, en pocos momentos, por el otro extremo un libro completamente impreso y encuadernado.

Sí, la mente es poseedora de dones y posibilidades incontables y capaz de realizar, además de las maravillas ya mencionadas, otras muchas, entre las que nos permitimos enumerar también las siguientes:

Producir la luz a voluntad, a cualquier hora del día, pulsando meramente un botón.

Convertir el agua en vapor, y éste en energía eléctrica.

Controlar la temperatura y crear fuego frotando dos palos.

Producir música pasando un pelo de la cola de un caballo sobre cuerdas hechas con las tripas de un gato.,

Localizar exactamente cualquier posición sobre la tierra mediante la observación de las estrellas.

Encauzar la ley de la gravitación y hacerla servir para el trabajo del hombre y de los animales en formas demasiado numerosas para mencionarlas.

Construir un aeroplano, que transportará a seres humanos a través del aire.

O una máquina cuyas radiaciones penetrarán en el cuerpo humano, y los huesos y los tejidos blandos serán fotografiados sin dañarlos.

Ejercitar el poder de la clarividencia, mediante el cual puede discernir objetos físicos no presentes o no visibles a simple vista.

Desbrozar la selva y convertir el desierto en un huerto productivo.

Dominar las olas de los océanos y convertirlas en energía.

Producir cristal irrompible y convertir la pulpa de madera en tela.

Transformar los obstáculos del fracaso en escalones del éxito.

Construir una máquina que sirve para detectar mentiras.

Medir con exactitud cualquier círculo valiéndose del más pequeño fragmento de su arco.

Fabricar caucho a base de productos químicos.

Reproducir cualquier objeto material, por televisión, sin ayuda del ojo humano.

Determinar el tamaño, el peso y el contenido material del Sol, a más de 149.637.000 kms de distancia, mediante el análisis de sus rayos.

Crear un ojo mecánico capaz de detectar la permanencia de aviones, submarinos o cualquier otro objeto físico a centenares de kilómetros de distancia.

Sella herméticamente cualquier tipo de  comida y conservarla por tiempo indefinido.

Registrar y reproducir cualquier sonido, incluida la voz humana, con la ayuda de una máquina y un trozo de cera, así como escenas de cualquier índole en movimiento físico, con la ayuda de un pedazo de cristal y de una tira de celuloide.

Construir una máquina que viajará por el aire, por el suelo o debajo del agua, u otra que se abrirá camino a través de la más espesa selva aplastando árboles como si fueran tallos de trigo, o también una pala que levantará tantas toneladas de tierra en un minuto como diez hombres podrían mover en un día.

Puede, en fin, determinar los polos magnéticos de las partes septentrional y meridional de la  Tierra, con la ayuda de una brújula, y establecer la dirección con exactitud.

Grande y poderosa es la mente del hombre y, sin embargo, todavía llevará a cabo hazañas que harán parecer trivialidades todo lo mencionado.


Los pensamientos negativos llevan a la autodestrucción

 

Y, a  pesar de todo este asombroso poder de la mente, la mayoría de las personas no hace ningún intento por tomar el control de las suyas y temen verse asaltadas por miedos o dificultades que no existen sino en sus propias imaginaciones.

El archienemigo del género humano es el miedo.

Tememos a la pobreza en medio de una superabundancia de riquezas, y a la mala salud, a pesar del ingenioso sistema con que la Naturaleza ha provisto al cuerpo mediante el cual es automáticamente mantenido, reparado y conservado en funcionamiento, y las críticas, aunque no hay más que aquellas implantadas en nuestras propias mentes mediante el uso negativo de nuestra imaginación.

Tememos la pérdida del amor de amigos y parientes, aunque sabemos demasiado bien que nuestra propia conducta puede ser suficiente para conservarlo en todas la circunstancia ordinarias de las relaciones humanas.

Y, tememos a la vejez, cuando deberíamos aceptarla como un medio de mayor sabiduría y comprensión, y la pérdida de la libertad, aunque sabemos que la libertad es una cuestión de relaciones armoniosas con los demás, y la muerte, a pesar de que es inevitable; o sea, que está más allá de nuestro control y  al fracaso, sin reconocer que cada uno de ellos lleva consigo la semilla de un beneficio equivalente.

Y temíamos al rayo, hasta que Franklin y Edison y otros hombres como ellos se atrevieron a tomar posesión de sus propias mentes, demostrando que el rayo es una forma de energía física que puede ser encauzada y utilizada en beneficio de la Humanidad.

En lugar de abrir nuestras mentes a la guía de la Inteligencia Infinita, por medio de la fe, las cerramos de modo hermético con toda clase de sombras y el mayor grado de limitaciones autoimpuestas, que se basan en medios innecesarios.

Sabemos que le hombre es el dueño de cualquier otra criatura viviente en esta tierra, pero fallamos cuando al mirar alrededor de nosotros no aprendemos que los pájaros del aire y las fieras de la selva e incluso los animales más elementales, han sido sabiamente provistos de alimento y de todo lo necesario para su existencia en virtud del plan universal, lo que hace que todos los miedos sean infundados y estúpidos.

Nos quejamos de falta de oportunidades y clamamos contra aquellos que se atreven a tomar posesión de sus propias mentes, sin reconocer que cada hombre con una mente sólida tiene derecho y poder para abastecerse con cualquier cosa material que necesite o pueda utilizar.

Tememos la incomodidad o el dolor físico, sin darnos cuenta de que el dolor es un lenguaje universal por el que el hombre queda advertido de males y peligros que necesitan corrección.

A causa de nuestros temores nos dirigimos al Creador nimiedades que podríamos y deberíamos arreglar nosotros mismos; luego no damos por vencidos y perdemos la fe (si es que teníamos alguna al empezar) cuando no obtenemos los resultados que pedíamos, sin admitir nuestro deber de ofrecer plegarias de agradecimiento por las abundantes bendiciones con que hemos sido provistos mediante el poder de nuestras mentes.

Pronunciamos y predicamos sermones sobre el pecado, dejando de reconocer que el mayor de todos éstos es la pérdida de fe en un Creador omnisciente que ha otorgado a sus hijos más bendiciones que a cualquier padre terrenal se le habría ocurrido nunca dar a los suyos propios.

Convertimos los inventos en utensilios de destrucción usándolos en lo que, educadamente, llamamos “guerra”;  luego nos ponemos a protestar cuando la ley de la compensación nos paga con hambres y depresiones comerciales.

Utilizamos mal del poder de la mente, porque no hemos reconocido que puede ser encauzado mediante la autodisciplina y emplearlo para servir a nuestras necesidades.

Así recorremos todo el camino de la vida, comiendo las cáscaras y tirando los meollos de la abundancia.

 

 

 

El arte del pensamiento exacto

 

Antes de abandonar el análisis de la autodisciplina, que trata enteramente del “mecanismo” del pensamiento, describamos brevemente algunos de los hechos conocidos y hábitos de pensamiento, con objeto de adquirir el arte del pensar con exactitud.

1.º  Todo pensamiento (sea positivo o negativo, bueno o malo, exacto o inexacto) tiende a arroparse en su equivalente físico, y esto lo hace inspirándole a uno ideas, para alcanzar los fines deseados por procedimientos lógicos y naturales.

Después que un determinado pensamiento se convierte en un hábito y es recogido por la ley de la fuerza cósmica de la costumbre, el subconsciente procede a llevarlo a su conclusión lógica, con ayuda de los medios naturales disponibles.

Puede no ser literalmente verdad que los “pensamientos son cosas”, pero sí lo es que crean todas alas cosas, y las que crean son impresionantes duplicados de los modelos de los cuales toman forma.

Algunos creen que cada pensamiento enunciado pone en marcha una interminable serie de vibraciones con la que se verá obligado a contender más tarde el que da suelta al pensamiento; que el hombre mismo no es sino un reflejo físico  de idea puesto en movimiento y cristalizado en forma física por la Inteligencia Infinita.

Es también la creencia de muchos que la energía con que el hombre piensa no es sino una ínfima proyección de la Inteligencia Infinita, aprehendida del depósito universal mediante el equipo del cerebro.  Ningún argumento contrario ha resultado sólido hasta ahora.

2.º  Mediante la aplicación de la autodisciplina, el pensamiento puede ser influido, controlado y dirigido a través de la transmutación a un fin deseado, por el desarrollo de hábitos voluntarios adecuados a la consecución de cualquier fin dado.

3.º  El poder del pensamiento (con la ayuda del subconsciente) ejerce control sobre cada célula del cuerpo, lleva a cabo todas las reparaciones y sustituciones de las dañadas o muertas, estimula el crecimiento de las mismas, activa la acción de todos los órganos corporales, los ayuda a funcionar por hábito y orden, y coadyuva a combatir la enfermedad mediante lo que se llama comúnmente “resistencia del cuerpo”.  Estas funciones son realizadas automáticamente, pero muchas de ellas pueden ser estimuladas por ayuda voluntaria.

4.º  Todos los logros del hombre empiezan en la forma de pensamiento, organizado en planes, miras y propósitos y expresado en términos de acción física.  Toda acción es inspirada por uno o más de los nueve motivos básicos.

5.º  El poder de la mente opera por el consciente y el subconsciente.

El primero está bajo el control del individuo; el segundo lo está por la Inteligencia Infinita y sirve como medio de comunicación entre Ella y la mente consciente.

El “sexto sentido” está controlado por el subconsciente y funciona de modo automático en ciertas cuestiones fundamentales fijadas, pero puede ser influido para funcionar ejecutando las instrucciones de la mente consciente.

6.º  Tanto el consciente como el subconsciente funcionan en respuesta a hábitos fijados, ajustándose a los de pensamientos que el individuo pueda establecer, lo mismo si son voluntarios que involuntarios.

7.º  La mayoría de los pensamientos emitidos son inexactos porque está inspirados por opiniones personales establecidos sin el examen de los hechos o porque ha predominado la parcialidad, el prejuicio, el miedo y el resultado de excitación emotiva en que a la facultad de la razón se le ha dado escasa o ninguna oportunidad de modificarlos racionalmente.

8.º  El primer paso en el pensamiento exacto (que sólo dan aquellos con adecuada autodisciplina) es el de separar los hechos de  la ficción y de las pruebas basadas en rumores.  El segundo es el clasificarlos (después que han sido identificados como tales) en dos clases, a saber: importantes y sin importancia.  Un hecho importante es aquel que pueda utilizarse para ayudar a uno directa o indirectamente a alcanzar el objetivo de su propósito más importante.

9.º  El deseo, basado en un motivo, definido, es el comienzo de toda voluntaria acción de pensamiento asociada con el logro individual.

La presencia en la mente de cualquier deseo intenso tiende a estimular la facultad de la imaginación con el propósito de crear procedimientos para conseguir el objeto deseado.

Si el anhelo es mantenido continuamente en la mente (mediante la repetición del pensamiento) es recogido por el subconsciente y automáticamente llevado a su conclusión lógica.

Estos son algunos de los más importantes hechos conocidos referentes al mayor de todos los misterios: el del pensamiento humano, e indican claramente que el pensamiento exacto sólo se consigue con los más estrictos hábitos de autodisciplina.

“¿Dónde – pueden preguntarse algunos -, y cómo podemos empezar el desarrollo de esa autodisciplina?”

Buen principio será empezar por concentrarnos sobre un propósito definido más importante.

Nunca se ha logrado nada grande sin el poder de concentración.

Es un gran día en la vida de cualquier persona aquel que advierte su éxito o fracaso es mayormente una cuestión de control sobre sus emociones.

Antes de que uno se dé cuenta de esta verdad tiene que reconocer la existencia y la naturaleza de esas emociones y el poder que es accesible a aquellos que las controlan, reconocimiento que mucha gente no se digna hacer durante toda su vida.

Existe una alianza de hombre conocida con el nombre de “Alcohólicos Anónimos”, con miembros dispersos por toda la nación, los cuales operan en grupos locales de mente magistral en casi todas las ciudades.  Y se están liberando mutuamente de los males del alcoholismo a una escala que podría ser calificada de milagrosa.

Actúan totalmente mediante la autodisciplina.

La medicina que ellos utilizan es la más poderosa que conoce la Humanidad.  Consiste en el poder de la mente humana dirigido hacia un fin definido, que es, en este caso, librarse del alcoholismo.

He aquí un logro que debería inspirar a todos los hombres a adquirir un mejor conocimiento del poder de sus propias mentes.  Si la mente puede curar el alcoholismo, y lo hace, puede también curar la pobreza, y la mala salud, el miedo, y las limitaciones autoimpuestas.

“Alcohólicos Anónimos” obtiene resultados porque se les ha revelado la existencia de su “otro yo”; esa entidad invisible, que consiste en el poder del pensamiento; la fuerza dentro de la mente humana que no reconoce ninguna realidad como “imposible”.

Esta organización vivirá y crecerá como deben hacerlo todas las fuerzas del bien, y terminará por extender sus servicios para incluir no sólo la eliminación de los males producidos por el alcohol, sino de todos los demás, tales como el del miedo, la pobreza, la mala salud, el odio y el egoísmo.

“Alcohólicos Anónimos” terminará sin duda por adoptar los diecisiete principios de esta filosofía y proporcionar sus beneficios a todos sus asociados, como algunos de ellos han hecho ya, con efectos asombrosos.

Es un hecho bien conocido que un enemigo que ha sido reconocido está ya medio derrotado.

Y esto se aplica a enemigos que operan dentro de la propia mente de uno así como a aquellos que lo hacen fuera de ella; y especialmente a los que representan las emociones negativas.

Una vez que han sido identificados, uno empieza, casi inconscientemente, a adoptar hábitos, mediante la autodisciplina, con que contrarrestarlos.

Este mismo razonamiento se aplica también a los beneficios de  las emociones positivas, porque es verdad que un beneficio reconocido es fácilmente utilizado.

Las emociones positivas son beneficiosas, porque constituyen una parte de la fuerza impulsora de la mente; pero sólo  sirven de ayuda cuando están organizadas y dirigidas a la consecución de fines definidos y constructivos.  Si no están controladas así, pueden resultar tan peligrosas como cualquiera de las emociones negativas.

El medio de control es la autodisciplina, aplicada sistemática y voluntariamente mediante los hábitos de pensamiento.

Tomen, por ejemplo, la emoción de la fe:

Esta, la más poderosa de todas las emociones, sólo será una ayuda cuando se exprese mediante una acción constructiva y organizada que se base en la claridad de propósito.

La fe sin acción es inútil, porque se disuelve en un mero soñar despierto, en un desear, y en un débil esperanzamiento.

La autodisciplina es el medio por el cual se puede estimular la emoción de la fe mediante claridad de propósito persistentemente aplicada.

La disciplina debería empezar estableciendo hábitos que estimulen el uso del poder de la voluntad, porque es el ego – sede de ese poder – el que origina los deseos.  Así, las emociones del  deseo y de la fe están claramente relacionadas.

Dondequiera que existe un anhelo ardiente, existe también la capacidad para la fe, que se corresponde de una manera precisa con la intensidad de l deseo.  Los dos están siempre asociados.   Si estimula a uno, estimulará al otro.  Controle y dirija a uno, mediante hábitos organizados, y controlará  y dirigirá al otro.

Esta es autodisciplina de la más alta categoría.

Benjamín Disraeli, al que algunos consideran como el más grande de los primeros ministros que haya tenido nunca Inglaterra, alcanzó ese alto cargo mediante el mero poder de su voluntad, dirigida por la claridad de propósito.

Empezó su carrera como escritor, pero no tuvo mucho éxito.

Publicó más de una docena de  libros, pero ninguno de ellos causó gran impresión al público.  Al fracasar en la literatura, aceptó su derrota, ni más ni menos como un desafío para desarrollar mayores esfuerzos en algún otro campo.

Luego se dedicó a la política, con la mente dirigida de modo deliberado a la meta de convertirse en primer ministro del floreciente Imperio Británico.

En 1837 llegó a se miembro del Parlamento por Maidstone, pero su primer discurso en la Cámara fue considerado universalmente como rotundo fracaso.

De nuevo lo aceptó como un desafío, para probar una vez más.  Continuó la lucha, sin tener nunca el pensamiento de abandonarla; pasó a ser jefe de su partido en la Cámara de los Comunes en 1858 y posteriormente fue nombrado titular del  Ministerio de Hacienda.  En 1868 llevó a cabo su propósito definido más importante al llegar a ser primer ministro.

Tropezó entonces con una terrible oposición (estaba a las puertas su “tiempo de prueba”) que tuvo como resultado su dimisión; pero lejos de aceptar como fracaso su derrota temporal, preparó un desquite y fue elegido primer ministro por segunda vez, tras de lo cual se convirtió en un gran constructor de imperios y extendió su influencia en muchas direcciones diferentes.

Quizá su mayor logro fue la adquisición del canal de Suez, una hazaña que estaba destinada a proporcionar al  Imperio Británico ventajas económicas sin precedentes.

La clave de toda su carrera fue la autodisciplina.

Al resumir sus logros en una corta frase, dijo: “El secreto del éxito es la constancia en el propósito”.

Cuando las cosas se ponían difíciles, Disraeli se aferraba al poder de su voluntad como a su mayor capacidad, y él lo sostenía a través de las emergencias temporales y lo llevaba de nuevo a la victoria.

Este es el más importante de todos los puntos cruciales peligrosos en la mayoría de los hombres.

Se dan por vencidos y abandonan cuando el camino se torna dura; y a menudo lo hacen cuando un paso más los habría llevado triunfalmente a la victoria.

El poder de la voluntad se necesita tanto más cuanto las oposiciones de la vida son mayores.  Y la autodisciplina lo suministrará para cada una de tales emergencias, sea cual sea su tamaño o naturaleza.

El difunto Theodore Roosevelt fue otro ejemplo de lo que puede ocurrir cuando un hombre está movido por la voluntad de vencer, a pesar de grandes obstáculos.

Durante su primera juventud se vio seriamente disminuido  por un asma crónica y unos ojos débiles.  Sus amigos habían perdido la esperanza de que recobrase alguna vez la salud, pero él no compartía esta opinión, gracias a su reconocimiento del poder de la autodisciplina.

Se marchó al Oeste, se incorporó a un grupo de obreros que trabajaban duramente al aire libre y se colocó bajo un sistema definido de autodisciplina, mediante el cual construyó un cuerpo fuerte y una mente resuelta.  Algunos doctores dijeron que no podía hacer eso, pero él se negó a aceptar el veredicto de los mismos.

En su batalla por recuperar la salud, adquirió un dominio tan perfecto sobre sí mismo, que cuando regresó al Este, entró en la política y avanzó por aquel camino hasta que su voluntad de triunfar lo convirtió en presidente de Estados Unidos.

Los que mejor lo conocieron han dicho que su cualidad relevante era una voluntad que se negaba a aceptar la derrota, considerándola como incentivo para un esfuerzo mayor.  Aparte esto, su capacidad, su educación y su experiencia no eran en modo alguno superiores a cualidades similares poseídas por hombres que lo rodeaban y de los que el público oía hablar poco o nada.

Mientras era presidente, algunos oficiales del ejército se quejaron de una orden que les dio para mantenerlos físicamente en forma.  Para demostrarles que sabía lo que ordenaba, cabalgó ciento sesenta kilómetros por las ásperas carreteras de Virginia, con los oficiales del ejército siguiéndole penosamente, tratando de mantener su ritmo.

Detrás de toda esta acción física había una mente activa que estaba resuelta a no sentirse disminuida por la debilidad física, y esa actividad mental se reflejó  a lo largo de su administración en la Casa Blanca.

Una expedición francesa había tratado de construir el canal de Panamá, pero fracasó.

Theodore Roosevelt dijo:  “El canal debe ser construido”, y se puso a trabajar aquí y allá para expresar su fe en términos de acción.  El canal fue construido.

El poder personal está envuelto en la voluntad de ganar.

Pero sólo puede ser disparado para la acción mediante la autodisciplina y nunca por ningún otro medio.

Robert Louis Stevenson, desde el día en que nació, era un  joven de salud débil que le impidió hacer un trabajo regular en sus  estudios hasta que había cumplido ya los diecisiete años.  A los veintitrés, su salud empeoró tanto, que sus médicos lo mandaron fuera de Inglaterra.

Entonces conoció a la mujer de su elección y se enamoró.

Su amor por ella fue tan grande, que sintió una ansia de vivir, un nuevo motivo para la acción, y empezó a escribir, aunque su cuerpo apenas tenía fuerzas para sostenerlo.  Siguió escribiendo hasta que hubo enriquecido al mundo con sus escritos, ahora universalmente aceptados como obras maestras.

El mismo motivo, el amor, ha dado las alas del pensamiento a muchos otros que,  como Robert Louis Stevenson, han hecho de este mundo un mundo más rico y mejor.  Sin el motivo del amor, Stevenson indudablemente habría muerto sin haber rendido su contribución al género humano.  Transmutó su amor por la mujer de su elección en obras literarias, mediante hábitos de autodisciplina, que colocaron bajo su control los seis departamentos de su mente.

De una manera similar, Charles Dickens convirtió una tragedia amorosa en obras literarias que han enriquecido al mundo.  En lugar de dejarse abatir por el golpe de su desengaño amoroso, ahogó su pena con la intensidad de su acción, escribiendo.  De este modo cerró la puerta tras una experiencia que muchos otros podrían haber utilizado como una puerta de escape de su deber, una coartada para su fracaso.

Mediante la autodisciplina convirtió su mayor dolor en su mayor ventaja, porque la pena le reveló la presencia de aquel “otro yo” en el que residía el poder del genio que reflejó en sus obras literarias.

Hay una regla irresistible para el dominio  de los sufrimientos y de los desengaños consistente en la transmutación de estas frustraciones emotivas mediante un trabajo definidamente planeado.  Es una regla no tiene igual.

Y el secreto de su poder es la autodisciplina.

La libertad de cuerpo y de mente, la independencia y la seguridad económica son los resultados de la iniciativa personal expresada mediante ella.  Con ningún otro medio pueden asegurarse estos deseados universales.

Usted tiene que recorrer solo lo que queda de la distancia.  Si ha seguido las instrucciones que le he dado, con la correcta actitud mental, está ahora en posesión de la gran “Clave”.

Ahora voy a revelarle una gran verdad de máxima importancia:  “La clave de la riqueza” consiste enteramente en el mayor poder que conoce el hombre: el del pensamiento.

Puede usted tomar posesión completa de la “Clave” si toma posesión de su propia mente mediante la autodisciplina más estricta.

Con la autodisciplina puede pensarse usted mismo para entrar en cualquier circunstancia de la vida o salir de esa misma circunstancia.

La autodisciplina lo ayudará a controlar su actitud mental, y ésta a dominar cualquier situación de su vida y a convertir cada adversidad, cada derrota, cada fracaso es un arma de alcance equivalente.  Por eso una actitud mental positiva encabeza la lista de las “Doce riquezas” de la vida.

Por consiguiente, debe ser obvio para usted que “La clave de la riqueza” no es ni más ni menos que la autodisciplina necesaria para ayudarle a tomar posesión total y completa de su propia mente.

Inicie la salida desde donde se encuentra y hágase dueño de sí mismo.  Empiece ahora.  Termine para siempre con ese viejo “yo” que lo ha mantenido a usted en la miseria  y la necesidad.  Reconozca y abrace ese “otro yo” que puede darle todo lo que su corazón anhela.

Recuerde que es profundamente significativo que la única cosa sobre la cual tiene un control completo es su propia actitud mental.

Porque ésta es “La clave de la riqueza”.

1 2 3 4